La Gata, Shozo y sus dos mujeres


El libro empieza con una carta. Es una petición de Shinako (la ex esposa de Shozo) a la joven Fukuko, quien, además de ser la nueva pareja de Shozo, viene siendo su prima y única heredera de un negocio familiar, malcriada, consentida y sin responsabilidades, auspiciada por la propia madre de Shozo, para asegurar el bienestar económico de su vástago, que, dicho sea de paso, no sabe hacer nada.

Shinako no le pide nada a la nueva consorte, excepto que le ceda a Lily, la gata cuyas responsabilidades compartía, excusándose porque se siente muy sola, y ella en cambio le cedió al marido

Shozo es un treintón acomodado que vive sin trabajar, a costa de las rentas de su nueva y flamante esposa, la joven pero rebelde e indiscliplinada Fukuko. Shozo tiene también  a Lily, una exquisita y exótica gata de raza tortoise shell que es su adoración y que lo ha acompañado 10 años de su vida.También está  Shinako, su industriosa ex esposa a quien Shozo echó de la casa, y quien está obsesionada en quedarse al animal para mantener el vínculo emocional con el esposo.

Esta exquisita novela, de un gran amante de los gatos, Junichiro Tanizaki, constituye ,no sólo una caricatura de la sociedad japonesa, donde coexisten personas capaces de arruinar su vida por una gata. Tanizaki es también un gran observador de la psicología no sólo de los gatos, sino también de sus amos.

Sal con una chica que no lee


Por Charles Warnke

Sal con una chica que no lee. Encuéntrala en medio de la fastidiosa mugre de un bar del medio oeste. Encuéntrala en medio del humo, del sudor de borracho y de las luces multicolores de una discoteca de lujo. Donde la encuentres, descúbrela sonriendo y asegúrate de que la sonrisa permanezca incluso cuando su interlocutor le haya quitado la mirada. Cautívala con trivialidades poco sentimentales; usa las típicas frases de conquista y ríe para tus adentros. Sácala a la calle cuando los bares y las discotecas hayan dado por concluida la velada; ignora el peso de la fatiga. Bésala bajo la lluvia y deja que la tenue luz de un farol de la calle los ilumine, así como has visto que ocurre en las películas. Haz un comentario sobre el poco significado que todo eso tiene. Llévatela a tu apartamento y despáchala luego de hacerle el amor. Tíratela.

Deja que la especie de contrato que sin darte cuenta has celebrado con ella se convierta poco a poco, incómodamente, en una relación. Descubre intereses y gustos comunes como el sushi o la música country, y construye un muro impenetrable alrededor de ellos. Haz del espacio común un espacio sagrado y regresa a él cada vez que el aire se torne pesado o las veladas parezcan demasiado largas. Háblale de cosas sin importancia y piensa poco. Deja que pasen los meses sin que te des cuenta. Proponle que se mude a vivir contigo y déjala que decore. Peléale por cosas insignificantes como que la maldita cortina de la ducha debe permanecer cerrada para que no se llene de ese maldito moho. Deja que pase un año sin que te des cuenta. Comienza a darte cuenta.

Concluye que probablemente deberían casarse porque de lo contrario habrías perdido mucho tiempo de tu vida. Invítala a cenar a un restaurante que se salga de tu presupuesto en el piso cuarenta y cinco de un edificio y asegúrate de que tenga una vista hermosa de la ciudad. Tímidamente pídele al mesero que le traiga la copa de champaña con el modesto anillo adentro. Apenas se dé cuenta, proponle matrimonio con todo el entusiasmo y la sinceridad de los que puedas hacer acopio. No te preocupes si sientes que tu corazón está a punto de atravesarte el pecho, y si no sientes nada, tampoco le des mucha importancia. Si hay aplausos, deja que terminen. Si llora, sonríe como si nunca hubieras estado tan feliz, y si no lo hace, igual sonríe.

Seguir leyendo

Mon Miel, ma douceur


Los padres de Khadija nacieron al otro lado del mar. Todos los veranos, ellos toman el barco en Marsella para ver  a su familia, en Argelia. La  pequeña añora regresar a esta patria, que también es un poco la suya, pero sobre todo, para ver a su abuela Zohra, que le hace toda clase del dulces y postres a la querida nieta. Zohra esta siempre contenta de recibir a la nieta, y consentirla hasta el grado de echarla un poco a perder. No obstante, un dia llega hasta casa de Khadija un telegrama, que requiere su atención inmediata…

La identidad, la memoria, el regreso a un país, y también el dejar ir a un ser amado son temáticas no sólo importantes, sino el hilo conducente que nos lleva por esta enternecedora historia, embelelcida con las exquisitas ilustraciones oníricas de Elodie Nouen. El texto (en árabe y en francés) y la traducción fonética de las palabras en árabe permite a los jóvenes lectores entrenar su pronunciación.

Este libro es un viaje a tierras incógnitas  e idiomas exóticos que ningún niño (de corazón) debe perderse

Mon miel, ma douceur
Michel Piquemal
$200 pesos
Fondo de Cultura Económica
www.didierjeunesse.com

Jabberwocky


Entre los poemas escritos por  Lewis Carroll, nom de plume de Charles Lutwidge Dodgson para escribir sus dos libros más célebres: Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo y lo que Alicia encontró alli hay uno,  como saben los que han leído este último libro, que ha ejercido una fascinación enfermiza entre sus lectores. Jabberwocky es el poema de la sinrazón (uno de los mejores en lengua inglesa), quizá el más célebre,  que Carroll insertó al principio de “A través del espejo…” , con muchas palabras fusionadas, o inventadas por él mismo, a tal grado que la propia Alicia, comenta de él al terminar de leerlo :

“–Parece muy bonito –dijo cuando terminó de leerlo–, ¡pero es algo difícil de entender! –(Es que no quería confesar, incluso a sí misma, que no había entendido nada en absoluto.)– De alguna manera, parece llenar mi cabeza de ideas, ¡sólo que no sé exactamente qué son! No obstante, alguien mató algo: al menos eso está claro.”

La única pista que nos permite desvelar a esta criatura fantástica es la obra del ilustrador inglés Sir John Tenniel:

Muchos traductores han intentado (proeza improbable) de traducir al castellano lo más fielmente posible,  Jabberwock* según su etimología como  “El Jitanjáforo”, “Chacaloco”, “El Dragobán”, “Galimatazo”, “Jerigóndor” (de mis favoritos), “El Fablistanón” y “Yaberguoko”, entre otros.

Y ahora, una brillante versión a cargo de los Muppets, (en el memorable programa con la mismísima Brooke Shields como Alicia) :

Por si te interesa :

Seguir leyendo

Cómo vivir con un pene grande


Este post es un mensaje para todos los hombres que alguna vez han querido tenerlo más grande, cuando probablemente es del tamaño perfecto.

Hablemos de penes hoy. Concretamente, de tamaños de penes. Estoy cansada de las mujeres que fingen adorar penes grandes (entiéndase por grandes aquellos de 30 cms o más). Es sólo un mito. Lo que la experiencia me ha dicho es que un pene grande es un reto (y no uno muy agradable); no queda todo adentro, ergo, nunca te sientes llena, ergo, no sientes el pubis de tu compañero friccionando el tuyo. Corolario : no hace buen juego con el clítoris. Y duele, sí. Y tampoco es divertido hacerle un wawis; un pene de tamaño “promedio” debería palpitar al fondo de la garganta, no sofocarla… (más que garganta profunda, aquello seria una… traquetomía ). Espero no haber ofendido a mis lectores que calzan grande (es decir, TODOS), pero es mi respuesta honesta.

Seguir leyendo

Diccionario Jázaro


” Con Diccionario jázaro asistimos a una disolución de muchas formas de la novela, pero no para ir más allá de la novela, hacia la postnovela, sino, como un eterno retorno, para ir al principio, a sus orígenes diversos, a su comienzos nunca acabados…”

Dr Julián Meza, ITAM

Debo agradecer a la maestrísima Magentuosa, por cuya recomendación compré este libro. (Esta chica tiene grandes cosas  en su bló)

Los jázaros fueron  un pueblo misteriosísimo  que habitó en el Cáucaso Norte a orillas del Mar Caspio; entraron a la historia por haberse enzarzado en una guerra con los árabes, pero salen de ella tan rápidamente como entraron. Solamente nos han llegado noticias de ellos de los pueblos con quienes estuvieron en contacto ; los judíos, los musulmanes y los cristianos, (y cada religión clama que absorbieron a este singular pueblo).

jazaro

Como tal, el libro viene dividido en tres partes (rojo, verde y amarillo) o léxicos, el cristiano , el islámico y, el hebreo y cada cual le da su muy particular interpretación a un término jázaro (tal y como lo haría un diccionario), y cada uno contiene sus propias voces y ecos…Pero la magistral arquitectura  del libro radica en que 1) lo puedes leer como una novela; empiezas por la página uno, sigues por la dos y así, ad infinitum, 2) Puedes escoger una de las tres partes y empezar por ella, 3) o bien, como una obra de consulta, buscas un término y lees el significado…

Además, este libro clama ser el heredero de su ancestro, un primer Diccionario Jázaro, calificado como Libro apócrifo, incinerado y perdido para siempre, con la diferencia de que éste no asesina, mientras es leido, a su lector…Por si fuera poco, este libro lo puedes conseguir en su versión femenina o masculina ( la obra sólo difiere en un par de párrafos, pero la diferencia es evidente como para ser diferenciada…) Yo empecé por el ejemplar “macho”… pues…. !no lo sé!, quizá, como Lord Byron, porque prefiero que los libros me hablasen como hombres, y no que los hombres me hablasen como libros… en fin!…¿tu cual leiste primero, Magenta?)

Seguir leyendo

En los Labios del Agua


“México es un país árabe que se desconoce”

-Alberto Ruy Sánchez

En sus novelas, Ruy Sánchez explora las infinitas formas del deseo a través de una “prosa de intensidades,.

-Rhonda Dahl Buchanan,

EnlosLabiosRecién terminé de leer En los Labios del Agua, novela que, más que dar continuidad a su novela hermana Los Nombres del Aire, es su anverso : El erotismo y La sublimación del deseo, vistos ahora desde una perspectiva masculina. Mientras que en su primera novela,la búsqueda de amar y ser amado se encarna en una figura femenina, en En los labios del agua, la indagación por los motivos del deseo se realiza a través de las aventuras de un protagonista masculino que lleva en su nombre, Juan Amado, la estampa de su obsesión. ,  donde convergen  dos desiertos ; el del Sahara y el de Sonora.

De una narrativa ligera, pero a la vez de la complejidad y belleza de un mosaico, Ruy Sánchez narra la historia de Juan Amado González, quien emprende un viaje iniciático seguir las huellas del calígrafo árabe Aziz Al Gazali, fundador de la Casta de Los Sonámbulos, una cofradía de hombres y mujeres para quienes el deseo es la brújula que orienta su destino, que consuman los deseos eróticos de aquellos a quienes no conocieron y no pudieron culminarlos; y que lo llevará hasta la ciudad de Mogador, como manera de desentrañar la clave de su propio destino.

Quiero hacer énfasis en el nombre del primer capítulo, que se titula  “Antes de que todo cambie, contar esta historia,”  Ruy Sánchez continúa la tradición del halaquí (el contador de cuentos árabe ) Juan Amador descubre casi por accidente, la historia de la pasión entre el calígrafo Aziz Al Gazali y una mujer que en el nombre lleva algo acuoso, algo de jaguar : Hawa. Esta parte, que consta  de nueve capítulos narrados por Juan Amado que se alternan con nueve sueños que pertenecen a un manuscrito del calígrafo Aziz Al Gazali titulado Una espiral de sueños.

Pasión que el propio Juan Amador vive con una mujer de raza negra: Maimuna: Los nueve capítulos que constituyen la carta de amor que Juan Amado le escribe a Maimuna, se intercalan con los nueve sueños eróticos que Aziz le escribió en forma de “cartas breves” a Hawa, su amada perdida. La insistencia en el número nueve no es accidental, sino una decisión deliberada del autor de construir la novela a base del cuadrado védico, una retícula utilizada por los azulejeros árabes para crear el diseño de sus “geometría perfecta” de la espiral de deseo en que entra Juan Amado se basa en el número nueve.

Seguir leyendo

El Libro de las Ilusiones


Un avión que se desploma termina con la vida de la familia de David Zimmer, su esposa Helen y sus hijos Todd de siete y Marco, de cuatro.Tras medio año de estar instalado en el desasosiego, sin motivos para vivir, en la borderline del suicidio, sucede un imprevisto, un anuncio:

Aquí es cuando Hector Mann, (eficaz comediante de cine mudo) entra en su vida y le arranca la risa por primera vez en meses. Atrapado por su encanto personal, y tras un minucioso autoexamen, intenta recopilar las películas de la efímera carrera de un actor desconocido, que desapareció sin dejar rastro, al parecer,  tragado por la tierra. En  tiempo récord, como en un ejercicio de ascesis, escribe un libro, intitulado “El Silencioso Mundo de Hector Mann”, que edita la Universidad de Pensilvania. Cierto  día recibe una insólita carta de la presunta Sra de Mann, invitándolo a conocer al actor. Zimmer, desconfía, pide pruebas de su existencia.

Pero una noche, una misteriosa joven  lo encuentra, y encañonándolo con una pistola, lo obliga a acompañarlo, hasta que vemos cómo la vida de Hector Mann tiene influencia no sólo en todos los que le rodean y que durante todos estos años sabían de su paradero sino también y en la  vida de Zimmer, pues están llenas de extraños paralelismos.

Tal es la doble hilación de El Libro de las Ilusiones, libro que constantemete juega con las emociones del lector, pero fiel a su línea argumental, explora los recovecos que nos atan a la vida, que nos seducen a la muerte.

RSLG: Trilogía de Nueva York, Leviatán

La Melancólica Muerte del Chico Ostra y Otras Historias


Desde la animación cuadro por cuadro, hasta modernas fábulas modernas con sabor agridulce (como “El Gran Pez”), Tim Burton se ha vuelto famoso por su brillantez visual, tan  ingeniosas como macabras. En este libro, donde da a luz a un reparto de espantosos y simpáticos niños-incomprendidos parias que luchan por encontrar amor y pertenecer a sus cruelísimos mundos. Con espeluznantes ilustraciones del propio Burton, que evocan simultáneamente la dulzura y la tragedia de estos oscuros, pero sencillos seres- desesperanzados, desgraciados heroes que apelan a ese feo extraño en todos nosotros, y nos hacen reir de un mundo que hemos dejado atrás hace mucho. (en la mayoría de los casos)

Seguir leyendo