Llevar El Fuego


Desde la primer infancia recibía una la salmodia, ya sea por maestros o por la misma familia “Adolescentes” viene de “adolecer”; es decir, de “carecer”, de “necesitar”. Y ya está; la explicación perfecta para explicarnos porqué nosotros, los adolescentes, (yo entonces era una pre adolescenta que andaba por sus muy mal encaminados 8 años), carecíamos de todo: de buen juicio, de moralidad, de sensatez… y de todo lo que se les ocurriera.

Me dió muchísimo coraje en su momento “Así que tienen una palabra para decir que somos carentes de todo lo que se les ocurra”, quise conocer al HDP (entonces yo decía híjo de puta sin reparar que las putas, como todas las madres, no llevan ninguna responsabilidad de lo que hiciera algún imbécil) al que se le ocurrió la palabrilla para estrellarle el cerebro contra un muro de concreto. Se me hacía inconexa que un verbo que se escribiera con -cer, formara participio en -scente. ¿No debería escribirse adolecente, entonces? O me engañaban los adultos (otra vez) o el libro de latín, porque además había otras palabras que sí terminaban en –scente: luminiscente, fosforescente, incandescente, concupiscente….

Pasó el tiempo (diez años pasan MUY rápido), y no me terminaba de convencer yo: ¿cómo es que adolecere, se escribe muy diferente a adolescere? Fue haciendo un deber de latín que caí en la cuenta que había un verbo latino que sí conllevaba en su germen la unión tan singular de la sc , el alescer (“crecer”). Es decir, está “en crecimiento, en aumento” No es algo que está quieto, es una palabra que define algo progresivo.

Pasó otro tiempo, no tan largo, sin que notara que podría formarse igualmente de adolere, “quemar”, y su sufijo –escere (de nuevo, la sc) Y sí, el adolescente arde, lleva el fuego, lleva en sí mismo el tesoro por el que Prometeo fue supliciado. Otra interpretación sería “arder en llamas, arder en sacrificio” Y sì, los adolescentes arden por vivir, brillan con una luz muy propia.

La nueva etimología me hizo conciliar con la palabra, y escribirla siempre con esa sc tan propia, del adolescente, que lleva algo en sí: luz, calor, ardor, deseos.

Sophie_Hatter

Anuncios

La Naturalización de la violencia sexual


El otro día, como si cualquier cosa, estaba mirando en la TV (creo que el canal era EDGE) 300. La escena erótica de Gorgo, con su esposo Leónidas, fue omitida, nada extraordinario en un horario estelar. Creí que igualmente la escena de violación sería también  censurada, pero no. Entonces me preocupé ¿una escena de sexo donde una mujer disfruta es sencillamente censurada, pero donde es violada no?

Sigue leyendo

Un hombre me manexplica porqué “debo” ser una Suicide Girl


Las cosas son más o menos así, tu tienes una cuenta de Instagram donde subes fotos más o menos fresas porque la plataforma odia los pezones femeninos, te llegan solicitudes de cientos de calientes enseñando sus horrorosos penes a los que baneas sin abrir el mensaje.

Otros (los menos) ofrecen pagar por un set de fotos.

Y algunos tienen la “brillante” y “novedosa” (ja, ja, jaaa!) idea de que me haga Suicide Girl. (si no sabe qué es Suicide Girl, le cuento, una “humilde” plataforma que abrió por allá del 2002 presentando una forma “alternativa” ( mas jaaa jaaa, jaaa) de belleza femenina con modificaciones corporales, piercings y tattoos (aunque las modelos más solicitadas son blancas, delgadas, tetonas, de ojo claro, es decir, pertenecientes al canon de belleza imperante. Hasta ahí lo dizque alternativo.

Porque quien sabe que para ser una SG tienes que pagar una inscripción, enviar un “set” un juego de al menos 40 fotos profesionales que en el caso de la novata deben ser totalmente en color y con una resolución específica, empezando totalmente vestida y terminando totalmente desnuda.

Pero acá, el ocurrente:

Yo No Estaba, Me Contaron


Este cuento mío, ni es mío, ni es cuento, yo no estaba, me contaron. Una tarde que visité a mis padres les pedí una historia de difuntos. Se miraron una décima de segundo con la complicidad que dan los años; ¿Era duda, condescendencia, incertidumbre, ternura?¿acaso estaba demasiado grande para historias de aparecidos?, ¿acaso sabían algo que yo no? Después de este lapso, mi madre comenzó:

“Estábamos en el último semestre de psicología en la facultad, había que presentar un trabajo de campo que se tratara sobre los procesos de duelo. Como las festividades de Todos los Santos y Fieles Difuntos estaban muy próximas, en un principio pensamos ir a San Andrés Mixquic, celebérrimo por los preparativos y los magníficos altares que se montan con un día de antelación y su alumbrada. Pero como se suele llenar de observadores, turistas, en fin, por una serie de inconveniencias, decidimos llegar mucho más lejos, hasta Huaquechula, Puebla. Nos pusimos en marcha. Habíamos pasado Cuautla, faltaba poco para llegar, estaba cayendo la hora mágica del crepúsculo, en el cenit ya se veían los rosados y los malva del arrebol ante nosotros, los compañeros de investigación y tu padre,  al volante. Soplaba el viento helado de octubre. Un perro cruzó el camino. “Cuidado con el perro… no lo aplasten”-bromeó algún tripulante, “Es que no es sólo un perro, -dijo tu padre cediéndole cortésmente el paso al animal- es un escuintle” Un xoloescuintle, el pequeño Anubis mexicano, el perro lampiño de la nobleza azteca y de quien se dice es guía del inframundo y regalo de los dioses a la humanidad.”

xolo

 

Sigue leyendo

Lo Bello y lo filosófico en Moana


Mientras escucho la bellisima banda sonora, escribo. 

Llevo NETA MESES, planeando esta entrada y la mejor manera de abordarla. Y es que en Moana todo es tan bello, todo habla de una ternura tan implícita. Y no hablo sólo de la paleta de colores aqua y coral (aunque es una combinación ganadora), ni del tremendo trabajo que implica animar la mar, (que según entiendo, es una de las cosas más dificiles de plasmar).  Sí,  la mar, en femenino,  como a Hemingway le hubiese gustado, porque, como él explica, se mueve como mujer, como mujer da sus dones al amante que es sabio y muy paciente, como mujer se irrita y se apacigua, y como mujer le afecta la luna.

Tenemos a Moana Waialiki, una no-princesa, (hija de jefe, como ella se define), sin interés amoroso, pero a diferencia de Mérida,  el matrimonio NO ES  su conflicto más preocupante. Moana tiene un vínculo muy humano hacia la mar; desde su más tierna infancia la busca con ahínco, y la mar la bautiza, la elige.

Sigue leyendo

Las Tetas de Emma Watson


Sobre Emma Watson y su reciente topless, aunque no me caso con su white-feminism ni me convence, respeto las decisiones de ella sobre su cuerpa (CUERPA, dije)

Porque gran parte del feminismo es dejar a las mujeres hacer lo que les plazca con su cuerpa, misbehave y enseñar las tetas incluido.

Hombres Necios Que Acosáis


Es increíble pero no es indispensable que protagonicen la marcha del #8deMarzo para “mostrar” su apoyo a las causas feministas. 

Pueden hacer MIL COSAS COTIDIANAS y simples para trasformar su entorno, FIN.

Soy Hombre y Las Feministas No me dejan Marchar al frente de ellas 


Otro año más y siempre lo mismo: Un #onvree enojado me pregunta porqué “no puede ir” a la marcha del #8deMarzo

-Pues si no puedes, es porque no quieres o tienes otras cosas…
-Pero si quiero ir?
-Serás bienvenido, hay contingentes mixtos donde puedes estar…
Sigue leyendo

Flores y felicitaciones 


No queremos flores.

Ni felicitaciones el Dia de la Mujer Trabajadora.

Con que nos traten TODOS LOS DÍAS como a seres humanos, miren, yo bien pinche Felipa Con tenis