Cuentos para ¿niños?


Muchos de los cuentos que ahora se dirigen al mercado infantil tuvieron su origen en leyendas para entretener adultos. Sheldon Cashdan ( y antes de él Bruno Bettelheim) dedicaron su estudio a la psicología de los mal llamados “cuentos de hadas” y su posterior adaptación al público infantil, via Perrault y Grimm primero y Disney después.

El príncipe violando a la Bella Durmiente, Caperucita haciendo un lento strip-tease para el lobo, la madrastra mutilando los pies de las hermanastras de Cenicienta, son sólo algunos de los ejemplos de las versiones adultas de cuentos clásicos. La psicología propia de estos relatos es tan sexual, tan humana, que vale la pena revisitarlos desde nuestra perspectiva.

Serafina Pekkala


Serafina Pekkala es la reina del clan de brujas de Inari, Finlandia, que primero aparece en Luces del Norte y en El Catalejo Lacado. Ella gobierna ciertos clanes del Lago de Enara. Hace varias apariciones en la trilogía fantástica, y es cercana colaboradora en la empresa de Lyra Belaqua.

El aspecto de la bruja, pese a sus más de 300 años de edad, es el de una mujer joven y bella, de hermosos ojos verdes y piel pálida, es capaz de realizar cosas que un humano cualquiera del mundo de Lyra no podría: va a penas vestida en pleno Polo Norte, pues las brujas no sienten frío, vuela gracias a una nube-pino, crea ungentos mágicos y es capaz de separarse de su daimonion, un ganso llamado Kaisa, kilómetros y kilómetros, mientras que el resto de humanos a penas pueden hacerlo unos metros.

Sigue leyendo

La Escoba de la Viuda


2005503811200456638_rs.jpg“…Las escobas de las brujas no son eternas. Se van haciendo viejas y llega el día en que, aún las mejores, pierden la capacidad de volar. Afortunadamente, esto no sucede en un instante. Una bruja puede sentir cómo, poco a poco, su escoba va perdiendo potencia. Los derroches de energía que alguna vez la elevaron se van debilitando…”

Chris Van Allsburg, ilustrador y editor de otros fantásticos libros como El Expreso Polar, Zathura, El Higo Más Dulce, Jumanji ó Los Misterios del Sr. Burdick, nos presenta las peripecias de una escoba envejecida al ser olvidada por su dueña en la casa de una pobre viuda, de la cual se vuelve una comprometida ayudante y una fiel amiga.

Deliciosamente narrado, el relato se apoya de magníficas ilustraciones exquisitamente dibujadas.

No importa si ya no crees en brujas.


La Escoba de la Viuda, en Fondo de Cultura Económica, $101.15 pesos (Desc. a universitarios)
Sobre Chris Van Allsburg