Saltar al contenido.

Loki, el dios Queer

21 enero 2014

La cuestión de los sexos es muy peculiar entre los dioses. Mientras en las religiones “modernas” (y digo modernas porque sólo tienen dosmil años tal y como son,   o incluso menos), como todas las de la rama islámica y judeocristiana, la cuestión del sexo de dios es muy clara y cerrada (dios y sus emisarios son siempre hombres, y pensar que no es así, es blasfemia) . No sólo dios es un principio activo y masculino, sino que insiste en hallar en los principios pasivos (y por tanto, femeninos), los más sutiles pero efectivos   efectivos instrumentos de perdición…

7cae2071c3d74909f5a69a063610f93d

Nos hablan de la mujer liviana, de la mujer  peligrosa y que conduce al pecado. Sin embargo, estos libros también nos hablan de otra mujer, por así decirlo, de otras “diosas”. ¿Y cómo se ganan la divinidad estas mujeres? Obedeciendo al principio masculino, en forma de padre, esposo, dios. María dijo ” soy la esclava del señor, hágase en mí tu voluntad”, y con eso tuvo. Fátima, la hija del profeta, fue obediente hasta el final. Son las mujeres obedientes, la buena esposa, la hija obediente, la nuera diligente, Magdalena y las plañideras. Atrás quedaron Lilith, Judith.

Por decir algo; en el panteón griego, Zeus se transfiguró en muchas criaturas (en toro, en cisne, etc) para poder violar a cuanta mujer se le antojó y se puso en su camino, pero ¿se dio alguna vez el caso de que, transfigurado en mujer, gozara de un hombre, o para experimentar el goce femenino? No. Incluso, se aclara la cuestión, (como se dijo anteriormente en este blog); que cuando Hera y Zeus discutían  acerca de cuál de los dos géneros tiene más goce sexual, llaman a Tiresias, el “único juez capacitado”, ya que,  experimentó el acoplamiento bajo los dos sexos*. Tiresias finalmente intercede a favor de Zeus.

En la misma mitología, se disciernen dos aspectos de la guerra; Ares y Eris. Ares, dios de la guerra, es un principio activo y varonil., representa el desacuerdo,. Eris, la discordia, también, pero sus métodos de trabajo no son tan… directos. Es sutil, como se piensa (o se pensaba) que era la mujer.

En la mitología azteca, aunque algunos roles están muy claramente definidos (Coatlicue siempre es mujer, Tezcatlipoca es siempre varón), en otras ocasiones, están difuminados. Algunas veces los dioses asumen tareas femeninas, bajo una versión afeminada de sí mismos (Xochipilli bajo el disfraz de Xochiquetzal, Patécatl, bajo el traje de Mayáhuel), a veces hermanos, a veces consortes. Por cierto, para los aztecas (homofóbicos famosos, que tenían castigos crueles y diferenciados para el homosexual activo y pasivo); Tlazolteotl, la diosa de la inmundicia, era la patrona de la infidelidad, del adulterio, de las enfermedades venéreas y de la homosexualidad. Es natural y propio pues, para la mentalidad azteca, misógina y cerrada, que una mujer, por su “naturaleza pecaminosa y débil”, sea la diosa de la homosexualidad.

En la única religión que conozco, donde la divinidad no conoce de géneros, y ambos, por lo tanto, son divinos, es la hindú, pero es tan confusa entre sus propios adeptos, y tan complicada para mí, que prefiero dejar el tema para otra ocasión.

Por eso, Loki es el dios Queer por excelencia. Maestro del engaño, adora cambiar de forma, y también de sexo; transformado en yegua, engendró al monstruoso caballo de ocho patas  Sleipnir. De tal suerte, que Loki, es en realidad, la madre de Sleipnir. La figura del timador es única, rígidamente (al no tener culto ni seguidores), no es un dios, pero sí una estrecha relación con los otros dioses.

Lejos de verlo como una presencia maligna o demoníaca (ambas pertenecientes a una organización religiosa de contraposición bien-mal), Loki es un figura necesaria entre los dioses, que a veces les ayuda y otras tantas se burla de ellos, que a veces colabora pero que otras tantas puede ser rencoroso y vengativo, como la ocasión en que no lo invitaron a un banquete. (muchas historias comienzan con un dios que no es invitado a una fiesta).

Por último, pueden leer estas y otras aventuras queer de Loki, en las Eddas.

*Las Metamorfosis, Ovidio.

La Excepción de la Regla

17 enero 2014

Hoy mi periodo llegó, desde luego, tarde como siempre. Jamás ha llegado en la fecha en que tiene que llegar, siempre llega varios días después. O semanas. Son las ganas de comer chamoy como loca y de escuchar canciones de Britney Spears la que lo delatan.

Siempre ha sido así, siempre. Empezando por la primera vez, que yo ya ni la esperaba y para entonces, supuesto TODAS mis amigas ya la tenían, el hecho de tenerlas las hermanaba, las hacía cómplices de un rito iniciático prohibido para mí. Era terrible la forma en que pasé la secundaria,  condenada al ostracismo total, cómo te siguen considerando “una niña”, como  una hemorragia de pronto, te hiciera una mujer de mucho pinche mundo,  las muy sangronas, que se sentían además, con derecho a maquillarse y usar minifaldas cortititas, mientras yo no podía salír del país de las hadas. Pero bueno, me tomó años darme cuenta que las que estaban mal eran ellas. Pero fue una agonía. No fue como Carrie, porque yo ya sabía lo que esperar, no porque hubieran tocado el tema en casa, sino porque no me vigilaban las lecturas.

period

A los doce años, cargaba unas toallas para todos lados, esperanzada. Las mostraba yo muy pinche orgullosa. Todo ese año. A los trece dejé de cargarla. A los catorce empecé a sospechar que algo andaba mal conmigo. A los quince me resigné. Y un año después, con tantísimo retraso,  dije, oh, ahí estás, hubieras llegado a los once, que es cuando te esperaba, o no hubieras llegado nunca. Para entonces ya iba en preparatoria y menstruar era muy mainstrim. Súper mainstrim. Detesté mi periodo. Me tomó otros quince años hacer las paces con él, así de rencorosa soy.

Pero bueno, lo que yo quería decir, es que, al final, nuestro periodo, nos guste o no, nos determina. A veces pienso que es un error de la naturaleza que algunas chicas empiecen TAN jóvenes (y tengamos niñas de 7 u 8 años… ! embarazadas!) Una cosa así no puede ser consensual, es claramente una violación socialmente aceptada. Porque en muchas sociedades es aceptable que se casen a esa edad, (con hombres que les quintuplican la edad, ¡por supuesto!), y las niñas mueren en la desfloración. O después, con la criatura atravesada. Leer más…

Heroínas de Disney Old School

10 enero 2014

Estas hermosas pinturas al óleo, de personajes de Disney, de la ilustradora Heather Theurer,    me recuerdan a las ilustraciones  que solían acompañar a los libros clásicos de cuentos para niños, esos grandes y pesados volúmenes de antaño, o a obras maestras de un museo.

mulan

Al momento, ella ha elaborado pinturas de Merida, Mulan Cenicienta y Rapunzel. Han sido todas vendidas, pero puedes echar un ojo a su página, en espera de otras.

Toma un minuto para contemplar la belleza de estas imágenes

merida

rapunzel

cinderella

Via Geek Tyrant

Simpsons rinde tributo a Hayao Miyazaki

9 enero 2014

Ya en alguna ocasión comentamos el singular opening de los Simpsons a cargo de Del Toro.

Ahora la familia con más permanencia en la pantalla, paga merecido tributo al maestro nipón Hayao Miyazaki, ante su retiro, anunciado en septiembre del año pasado.Simpsons_Miyazaki.jpg.CROP.promovar-mediumlarge

Homero, al  salir de una comilona al lado de su amigo empresario japonés (hay quien dice que se trata del propio Miyazaki),  en lo que parece ser el barrio fantasma de El Viaje de Chihiro. Por un instante, quizás no tanto, aparece detrás de ellos el sincara Kaonashi, pero no lo suficiente para ser notado por ellos, cuando el Nekobus, del filme Mi Vecino Totoro, encarnado por el buen Otto, se aparece y deja bajar a un Gorgori antropomorfo de la mano de  Rafa- Ponyo.

El Sincara ya no está allí.

Vapores con forma de animales salen del Krusty Burguer mientras Krusty-Yubaba los insta a largarse de ahí.

Después, al ver a un payaso Krusty, se aparecen Patty y Selma como alumnas de la escuela de brujas de Kiki’s Delivery Service,  el bebé de Yubaba,  a Moe como Nabo, quien ayuda a Sophie en  El Castillo Vagabundo, y las misteriosas criaturas de La Princesa Mononoke los llevan hacia: el  Kwik- E- Mart  Vagabundo.

Un dragón de tres testas sobrevuela el barrio mágico, y estas cabezas son (Jimbo, Kearney y Dolph)

Diez Cosas que Odio de mí

7 enero 2014

Hago esta cadena por que ya no me acuerdo a quién se la debo, si a Blackcat Mina Harker, o a Nora, en fin.

1.-ME CAGA saludar de beso. En serio. En el gabacho naiden se anda con esas mariconadas, acaso nomás se dan las puntas de los dedos. Pero los mexicanos te quieren besar  A HUEVO y a la menor provocación, cuando te presentan, cuando llegas, cuando te vas, cuando te conocen, cuando no…
Ya no lo hagan, por favor, es súper incómodo… digo, para ustedes, el que yo les rehúya en público.

2.-Me iba a llamar Marusia, por una película, “Las Actas de Marusia”. Pero mi mamá-abuela se metió y dijo que “no, porque esta niña llegó a endulzarnos esta vida. Es mi Dulce”. Fin de la discusión.

3.- Empecé a leer con historietas de Mafalda, sola, como a los 3 años. Me trepaba yo al librero, con el terror de mi familia que nomás esperaba que me fuera yo a desnucar,  enterrada bajo libros y libros, bajaba yo con facilidad yo los “10 años con Mafalda”, que era el de entonces, (aunque apenas podía con él), aventaba el libro arriba de una de las literas con cuidado q no rebotara (la parte más dificl), y me subía a ver las viñetas. No sabía que los libros podían tener esos dibujitos y lo hojeaba (“y qué dice aquí”) Horas y horas. Y al dia siguiente igual, y así, todos los días, dale y dale.

4.-Me encanta beber rusos blancos.

5.- Me daban TERROR los dobermann, hasta que Mario me explicó que Apolo, el perrito rojo óxido que acaricio todos los días, es dobermann. Desde entonces, se me olvidó. :S

6.- Cuando tenía doce o catorce años, (era como el 96), en la tienda de cómics a la que iba,  Replicantss Comix Art &Chaos( se llamaba), y donde conocía por nombre a los encargados, en la cajita de todo a $10 pesos, encontré un cómic con pasta de cartón, en inglés, los dibujos como manchones de tinta, sin título, sólo un número en la portada: 300. Y un nombre: Frank Miller. No lo conocía entonces, pero sin leerlo, me pareció una obra de arte. Lo leí y para mí fue una revelación. Le siguieron: Sin City y Batman. Por supuesto, nadie me cree. Aún conservo el cómic.

7.- Una vez en la secundaria, la maestra nos pidió que hiciéramos un trabajo en equipo de un día para entregar al siguiente, y en lugar de irme pa casa de Viki, mi amiga, me fuí a la mía a pedirle permiso a mi mamá, que tenía que ir otra casa. Me regañó durante 15 minutos (es muchísimo) mientras tenía a Viki al otro lado de la bocina. Jamás me he sentido más avergonzada, peor, porque mi amiga era una desharrapada, pero podía ir sola a todas partes, y al día siguiente ni siquiera calificaron el trabajo. Más vale pedir perdón que permiso, fue la moraleja que de ello se desprendió.
8.- Mis padres nos regalaron una navidad una tele, pero dado que estaba en el cuarto de mi hermano, siempre él le quitaba a los Simpson y le ponía a Dragon Ball Z, aunque él ya estaba bien peludo (mi hermano) . Desde entonces odio DBZ. Mi mamá tampoco nos dejaba ver Ranma, porque decía que “podía causarle tendencias homosexuales a mi hermano” (?)

9.- Mi marido siempre me llamó por mi otro nombre: Emilia, todos los años que con él viví; era Emilia cuando despertaba en sus brazos, era Emilia cuando me buscaba, era Emilia la que lo montaba con insania, sin piedad para conmigo misma,  casi con odio para con él, reventándolo a lúbricos pepazos, descremándolo a sentones, escurriéndolo hasta el ojete. Hoy nadie me llama así, ya no soy la Emilia de nadie. Emilia ha muerto.

10. Me caga cuando en las películas porno el “prota” no le pone suficiente atención a las shishis de las chavas. ¿Cuanta es atención suficiente? Nunca se sabe. Cuando no es así mejor le cambio. Una peli porno mala es peor que una traición.

*Epílogo: Mi hija leyó el Toda Mafalda, lo atesora, y puede recordar, de memoria, una historieta de Mafalda en particular. Durante algún tiempo consideré llamarla Mafalda, de no ser porque su padre se opuso. La tienda donde compré mis cómics ahora es una clínica de uñas.  Ya no les temo a los dobermann, pero ahora soy demasiado temeraria. Mi hermano sigue viviendo con mis padres. Mi marido se ha de montar en otras, no sé, nunca quise investigar, tampoco me importa. Viki, mi amiguita del colegio, vende quesadillas afuera de la secundaria.

Enroque Político con Corolario Rocha-Reyes

3 enero 2014

En ajedrez, se llama enroque al único movimiento durante el cual se pueden mover dos piezas (el Rey y una Torre) simultáneamente:  sin embargo, deben cumplirse muchos requisitos; Que el Rey, y la Torre en cuestión no se hayan movido antes, que los escaques entre ellos estén desocupados (y no estén bajo ataque),  que el Rey no se encuentre en jaque, y que su posición final no lo ponga en jaque. Por tanto hay enroque corto y largo. El Rey se desplaza dos escaques hacia la Torre en cuestión y ésta pasa a ocupar el lugar del Rey.Chess-Wallpaper-HD

Mi colega Odeen Rocha y yo hemos acuñado lo que llamamos enroque en toda conversación política, y que él define como el cliché 45, y en el que:

1. Alguien culpa al Peje.

2. Alguien defiende al PRI.

3. Alguien se burla del otro por ser “demasiado intelectual”.

Corolario: Alguien justifica las acciones de uno u  otro  (sobre todo al PRI), porque : “estamos en un sistema capitalista y sujeto a los intereses de EEUU”. Vamos, es pecar de naïve, no sean incautos.

Y es que en más de una conversación nos hemos enfrascado con alguien que da argumentos del tipo:

“Es que el Peje, de llegar a la presidencia, no hubiera podido aplicar políticas diferentes a las de EPN, porque los Acuerdos Internacionales ya están fijados y la petroquímica  ya estaban comprometidos.” Lo cual me parece una necedad engañosa del tamaño de “Si mi abuela tuviera ruedas”. La neta.

Por ejemplo:

En una conversación que critica los nuevos gravámenes, alguien dice una barbaridad semejante a “El Peje no hubiera podido aplicar políticas diferentes”, “salirse  de convenios internacionales es buscar un conflicto directo con EEUU”, etcétera. Quizá no, quizá pudo adoptar unas no tan dañinas, sin embargo es caer en la falacia, ya que no hay ciencia cierta de saberlo. Eso, y el hecho de olvidar que México nunca ha tenido una izquierda, no una real y no-servil. Nadie  ha mencionado al momento a los aludidos (EPN y Obrador, piezas sin jugar, ni han sacado sus trapitos al sol), sin embargo apasionadamente lo sacan a relucir. Lo que sigue es tildar al otro de “MORENazi, pejista o populista”, como si de leprosos o enroñados se tratase.

Sorprendentemente,  son los mismos detractores de la ” izquierda” (la que sea, la de los artistas Gael y cía, la del movimiento zapatista o de las guardias civiles), los primeros en enrocar a su Rey (Peña Nieto) Tampoco se encuentra en jaque, con lo que se anticipan a un posible ataque a su persona o a sus políticas. Y eso que no habían jugado antes ninguna de sus otras piezas. Otra jugada posible es justificar todo lo que este gobierno hace, (condonación de impuestos a Televisa, Atenco, Acteal, ad infinitum) porque: “es legal”. Les recuerdo que todo lo que hizo Hitler en la Alemania nazi, era legal también.

Tolerancia Religiosa I

17 diciembre 2013

Hoy me subí al camión y una señora me ofreció un folleto; yo, pensando (ingenua de mí), que era algo de Herbalife o de Jafra, se lo acepté hasta que… sí, era propaganda bíblica, le dije:

-¿Oiga…esto es religioso??

Se puso toda nerviosa y me dice :

-”Es… de la palabra de nuestro señor…”

-”Muchas gracias, no me interesa”

Y tantán, que se le devuelvo. (Nótese que nunca  me enojé, ni levanté la voz, ni fui grosera. Simplemente “muchas gracias, no me interesa”.)

Lo curioso no fue tanto esto, sino las reacciones que el post despertó en Facebook; ya si, como se habrán imaginado, la gente tomó partido por “la pobre señora”, que era una exageración, que si sólo era un folleto,  que yo no tenía derecho a negarme, que “por simple educación” debí recibírselo, etc. Bueno, hubo hasta quien dijo  (colmo de la estulticia), que no era muy diferente de lo que yo estoy haciendo en estos momentos, vender mi ateísmo. Por favor.

Yo no estoy predicando mi ateísmo, mucho menos, tratando de convencer a nadie de que no necesita de un Dios. Comprendo, que la sola idea de estar solos en el universo, de que no somos los favoritos de nadie, y peor aún, de que detrás de la muerte sólo hay muerte, es aterradora, sé que no es fácil de llevar y me alegra que así sea, el ateísmo no es una idea que enamore a nadie. Un ateísmo no tan mainstream.

Por otro lado, al menos en este país bananero, hay un prejuicio muy fuerte y muy claro hacia la gente sin religión. Si alguien nos dice “soy judío”, tendríamos que ser muy estúpidos para pensar que esa es una invitación abierta a practicar el judaísmo, o que nos está vendiendo su religión; sin embargo, esto SÍ ocurre con el ateísmo, si alguien dice “soy ateo”, la respuesta inmediata sería “está bien, pero no te metas con mi virgencita”.  El mexicano promedio se apresura a delimitar su raya y lo siente como un ataque, cree en automático que se le va a despojar de algo que ni siquiera le costó obtener, algo heredado, como su género o su nombre o su nacionalidad.

Yo lo que veo, es que en México hay  una supuesta “libertad de cultos”, tan es así, que lo predican no sólo en las iglesias, sino en las escuelas que violan la constitución (todas de las diferentes iglesias que operan en el país), en la tele con los canales cristianos y hasta en el autobús en el que yo iba, predicándonos por todos lados su religión… Pero no hay libertad de ateísmo y si la hay, está muy mal vista, ¿Porqué para la gente los ateos son como los violadores?

Porque sencillamente los ateos no comparten el “temor de dios” . Una persona sin miedo a vivir, sin temor de dios, es capaz de cualquier cosa, de violar monjas y de comer bebés. Los ateos son un peligro para la zona de confort que se alimenta de futbol y telenovelas producidas en el país, son ideas peligrosas.

De verdad que no entiendo a los creyentes. Es decir, comprendo su necesidad  espiritual, la idea de ser un accidente, (un accidente por otro lado insignificante en una galaxia perdida de tantas) es una idea muy difícil para cualquiera. Lo que no entiendo es su incapacidad de practicar la tolerancia y empatía que piden para sí.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.954 seguidores

%d personas les gusta esto: