¿Porqué es Incorrecto el símbolo del Águila y la Serpiente?

No hay símbolo más reconocido por los mexicanos que el águila devorando a la serpiente; y no obstante, más erróneo y malintepretado. Dice la manida leyenda, repetida hasta las heces, que Huitzilopochtli dijo al Pueblo del Sol, que ahí donde vieran un águila devorando una serpiente, deberían fundar su ciudad…

La leyenda, sia  ella debemos creer, es, por lo menos, pecaminosamente naïve. Ya que después de revisión exhaustiva de los códices, pinturas y códices poscortesianos, muestra que no había una serpiente en la leyenda original* .

En efecto,  el símbolo no es nuevo; en la larga tradición occidental, el pájaro y la sierpe son antagonistas por excelencia;  El águila, el padre Zeus, la serpiente, avatar de Hera.

Son muchos los episodios mitológicos que esbozan la oposición de los dos, pero valga un ejemplo: en el Libro XII de La iIíada, hay un augurio en el que aparece un águila que sostiene a una serpiente, Calcas el adivino,  predice el triunfo de los griegos sobre los troyanos. En Así Habló Zarathustra, ambos animales son compañeros del Sabio Solitario.

Así pues, la lucha entre el águila y la serpiente tiene historia y valores europeos y cristianos, no indígenas.

Lo que no deja de ser perturbador; en las culturas orientales (y las mesoamericanas), el águila significa la visión, el dominio, los cielos, fertilizador, y por ende, un principio masculino; la serpiente, algo reptante, lo que alimenta la tierra, los ríos, incubador que serpentean, son serpientes de agua, y por tanto, un  principio femenino.

No hay maldad en ninguno de los dos signos;  todos los dioses del panteón azteca, incluyendo los más feroces y sanguinarios, son necesarios para el ciclo de vida-muerte-vida, que nos cuesta tanto trabajo comprender.

La relación de la serpiente con el pecado y la maldad es muy posterior y se la debemos a los  evangelizadores.

En efecto, para los aztecas, el águila es otro emblema del Sol, y la serpiente representaba sabiduría y tenía connotaciones relacionadas con el dios Quetzalcóatl; de tal suerte que, entre los aztecas, esta escena con el águila devorando a la serpiente, (Esto es, Huitzilopochtli venciendo sobre Quetzalcóatl) sería considerada no sólo como  absurda sino contradictoria.
La historia de la serpiente se derivó de una traducción incorrecta de la crónica Mexicayotl de Hernando de Alvarado Tezozómoc. Se tradujo la frase náhuatl ihuan cohuatl izomocayan, “el lugar donde silban las serpientes”, como “la serpiente es destruida”, no sin cierto flirteo a la Biblia.
Basado en esto, el padre Diego Durán reinterpretó la leyenda, de manera que el águila representara el Bien, mientras que la serpiente representa el Mal y el pecado.  A pesar de su imprecisión, este significado fue adoptado puesto que correspondía con la tradición heráldica europea. Por ello, aunque esta visión no corresponde con las tradiciones precolombinas, fue utilizada los misioneros para la catequesis y la conversión de los pueblos indígenas al cristianismo, tal como se usó a Juan Diego para suplantar la veneración  de la Virgen de Guadalupe, en el cerro del Tepeyac, que todos saben, era el lugar de adoración de la diosa  Tonantzin.
Las versiones más radicales  no solo confirman esto, sino,  pudiera no referirse a una serpiente literal, toda vez que, el glifo  “serpiente”  es muy parecido al de “cruce de aguas”, el lenguaje azteca es ante todo simbólico,  entonces se descarta a la serpiente en absoluto; el profético lugar sería un “cruce de agua”, y Aztlán corresponde con esta descripción; el glifo original llamado  Atl Tlachinolli que literalmente significa “agua incendio”; pero se traduce ”el agua en llamas”; la guerra, o el lugar que “hace arder el agua”.
No obstante los piadosos franciscanos, profundos conocedores de la cultura Nahuatl,  optaron por  omitir el bélico significado y  asignarle un valor (europeo) de la lucha del bien contra el mal.

*En algunas ilustraciones aztecas, como el Códice Mendoza sólo se muestra un águila, mientras que en el Códice Ramírez, Huitzilopochtli ordenó a los aztecas encontrar un ave preciosa (no necesariamente un águila) parada sobre un nopal. En el texto Chimalpahin cuauhtehuanitzin, el águila está devorando algo, pero no se menciona qué es. Incluso otras versiones muestran al águila agarrando el símbolo azteca de la guerra, el glifo “atl tlachinolli”, “agua que arde”.

Más| La Serpiente y el Pájaro, en Mitos y Símbolos de la India, de Heinrich Zimmer.

Caníbales y Reyes, de Marvin Harris.

Las obras anteriormente mencionadas.

Anuncios

20 thoughts on “¿Porqué es Incorrecto el símbolo del Águila y la Serpiente?

  1. La leyenda de Huitzilopochtli no decia que fundarian la ciudad donde vieran un aguila posada sobre una planta concreta alimentandose? me parece que un cactos. Saludos.

  2. El hecho que “entre los aztecas, esta escena con el águila devorando a la serpiente, (Esto es, Huitzilopochtli venciendo sobre Quetzalcóatl) sería considerada no sólo como impropia sino contradictoria.” es una prueba mucho más tangíble de que refiere a un principio de Género de Origen Occidental y posteriormente de Ideas Cristianas.

    Sin embargo, cabe resaltar que cada vez que el sabio solitario desendía a algún poblado en “Así Habló Zarathustra” lo hacía sin sus compañeros, pues al parecer éstos erán “vulnerables” al hacer referencia a la espiritualidad, otra vez malinterpretada y con fines de control y manipulación.

  3. Axyel: Las citas a que me refiero más arriba no sólo se refieren a enlaces, sino a crónicas y documentos de la conquista y anteriores.

    Curiosamente, la serpiente sólo es mencionada después de los cronistas españoles, no antes, por eso muchos historiadores creen que es una inclusión posterior, como suele suceder cuando exploradores, conquistadores o simpatizantes la reescriben. Un sitio no es pura basura sólo porque cuestiona o pone en duda tus creencias, o las que hemos adoptado desde una postura cómoda.

    Te invito a que te cerciores tú mismo, no te quedes con la versión que desde la primaria (cuando nuestra mente es más moldeable) nos han vendido como “legítimo” e incuestionable, recuerda que la historia al final la escriben los vencedores.

    Lee, infórmate, cuestiona, dicen por ahí.

  4. Diego Durán dice que el águila en cuestión devoraba a pájaros muy galanos, razón por la cual, el nido de ésta estaba llena de plumas de colores. Tezozómoc, quien se decía ser heredero de la verdadera tradición mexica (era hijo de uno de los últimos gobernantes de Tenochtítlan: Diego de Alvarado Huanitzin, quien fué uno de los tlahtoanis posteriores a Cuauhtémoc), sí hace referencia a la imagen del águila y la serpiente.
    El ágila y la serpiente son la dicotomía de cielo y tierra: positivo y negativo, Son el OLLIN.

  5. @Portentum
    La historia de la serpiente se derivó de una traducción incorrecta de la crónica Mexicayotl de Hernando de Alvarado Tezozómoc, se tradujo la frase náhuatl ihuan cohuatl izomocayan, “la serpiente silba”, como “la serpiente es destruida”.

    Basado en esto, el padre Diego Durán (un religioso); y a quienle interesaba mucho cristianizar a los indígenas, decidió cambiar la iconografía (originalmente sólo estaba parada en un nopal), relacionándola con el águila cristiana que devora a la serpiente (el pecado). Estos valores corresponden a la heráldica europea, no a la nativa.
    Por ello, aunque esta visión no corresponde con las tradiciones precolombinas, fue utilizada los misioneros para la catequesis y la conversión de los pueblos indígenas al cristianismo.

    Es muy normal que cuando exploradores o conquistadores narran la historia, la re-interpretan en lugar de hacer una revisión más amplia.

    Sí son dicotomía, pero sólo para los europeos, para los aztecas significa totalmente otra cosa.

  6. No sé porqué habría de traducirse “Ihuan in cohuatl izomocayan” como “la serpiente silva”. Una traducción literal sería algo así como: “y el lugar en que la serpiente es sacudida violentamente”. Supongo que por eso se adaptó como: “…y el lugar en que la serpiente es destrozada o desgarrada”.
    Me parece claro que Tezozómoc sí reproduce la idea del águila devorando una serpiente, y que el padre Durán va más de acuerdo a lo que tú dices en tu artículo.
    Ah, otra cosa: Huitzilopochtli es “El COLIBRÍ siniestro”. No habría por qué ver un enfrentamiento entre él y Quetzalcóatl debido a la imagen del águila y la serpiente.

    Saludos. MUAK!

  7. Favor de ignorar el comentario anterior. lo sustituyo por éste:
    No sé porqué habría de traducirse “Ihuan in cohuatl izomocayan” como “la serpiente silba”. Una traducción literal sería algo así como: “y donde la serpiente es sacudida violentamente”. Supongo que por eso se adaptó como: “…y donde la serpiente es destrozada o desgarrada”.
    Me parece claro que Tezozómoc sí reproduce la idea del águila devorando una serpiente, y que el padre Durán va más de acuerdo a lo que tú dices en tu artículo.
    Ah, otra cosa: Huitzilopochtli es “El COLIBRÍ siniestro”. No habría por qué ver un enfrentamiento entre él y Quetzalcóatl debido a la imagen del águila y la serpiente.

    Saludos. MUAK!

  8. @Portentum

    Es un error antiguo muy común, en náhuatl el verbo “silba” es muy parecido a la fonética del verbo “destruir”, lo cual, resultó muy conveniente para la traducción del padre Durán (un español, por cierto) Pero si investigas en traducciones anteriores, no hay traza alguna de la serpiente, por este motivo muchos eruditos consideran que fue un añadido posterior a la conquista. La traducción que mencionas es muy libre, (por no decir, imaginativa y fantasiosa) ¿es tuya, tienes alguna fuente?

    Recuerda: Para los aztecas, no hay dioses buenos ni malos, incluso los más sanguinarios son indispensables, la idea de la lucha “del bien contra el mal” es una idea novedosa, revolucionaria, que no existía antes de los españoles, la idea de un dios bueno y uno que se le opone, es europea, no americana.

    Aunque ciertamente ese sería el nombre textual de Huitzilopochtli, (“Colibrí Suriano”) recuerda que fue él mismo el que le dijo a los tenochcas que sería el que enviara al ave, concretamente un águila. Por tanto, el águila es un emisario, un símbolo o uno de los tantos avatares del dios.

    La idea de Huitzilopochtli (el águila) sometiendo al sabio Quetzalcóatl (la serpiente), no es mía, es mucho muy moderna y reciente, de Enrique Florescano, más parecida a la iconografía

    Revisa tus fuentes.

  9. Fray Diego Durán, como TODOS los demás religiosos que investigaron la cultura mexica interpretaron a su manera las creencias de los indígenas, pero en realidad sus obras son inestimables. Corresponde a nosotros quitarle el tinte cristiano a la información que nos dejaron. Él en su “Historia de las Indias de Nueva España y Islas de Tierra Firme” da una versión que NO INCLUYE la idea del águila y la serpiente. Más bien, parece ser que un tlacuilo que le ayudo a ilustrar su obra fué quien incluyó una ilustración que sí incluye dicha idea.
    Serían entonces, dos indígenas, no europeos, quienes apoyarían la imagen del águila y la serpiente. El tlacuilo de Durán, y Tezozómoc.

    En cuanto a a traducción que dí, es mía. La palabra IZOMOCAYAN se compone de:

    I= su
    ¿ZOMONÍA? tal vez y muy dudosamente de ZOMA= enojarse, revolcarse
    CA= ser
    YAN= lugar

    “…Ihuan in cohuatl izomocayan”
    “Y el lugar en que la serpiente… ¿es destrozada?”

    La única palabra en que hay sombra de duda es precisamente en ZOMON. Sin embargo, ni el Vocabulario de Francisco Javier Clavijero, ni el de Fray Alonso de Molina, ni el de Rémi Siméon dan alguna palabra que lleve la raíz ZOMO, que pueda traducirse como SILBAR. De hecho Fray Alonso de Molina dice: “Silbar la culebra: Tlanquiquizcuica, Tlanquiquici”.

    Fuera de eso, estoy de acuerdo en mucho de lo que dices.

  10. Y como no me gusta quedarme con la duda, creo que he dado con algo digno de importante:

    TZOMONÍA: Romper o razgar algo.

    TZOTZONA: Golpear o hacer sonar un instrumento musical.

    Efectívamente, debido al contexto de la frase en cuestión, me parece muy apropiada la idea de “…y el lugar donde la serpiente suena su cascabel”.

    PERO, la frase sigue diciendo: “…y el lugar donde la serpiente es desgarrada”.

    En todo caso, sería error del escritor y no del traductor. Un error difícil de cometer, sobre todo para alguien como Fernando Alvarado Tezozómoc.

    Para hacer más fácil la traducción, yo le agregaría una T a la frase náhuatl:

    “…Ihuan in cohuatl iTzomocayan”

  11. Sobre el prefijo zomoca, nos desvela una luz el verbo nahua /tezomoka/: “resoplar por la nariz, bufar”, luego entonces /zomoka/ sería respirar, silbar.

    Considerando que estamos ante un verbo raíz (perfecto) /i-/ es el prefijo poseedor y /-yan/ el locativo, uno queda con cohuatl i-zomoca-yan ‘serpiente, el lugar en el cual verba’.Una traducción más exacta de la frase completa, sería “lugar donde silban las serpientes, dando ruedos…” (ihuancóhuatl izomocayan in Mexico in Tenochtitlan,) de acuedo a la Crónica Mexicayotl de tu adorado Alvarado Tezozómoc , folios 86, 87 .

    El verbo nahua para “romper, destruir”, es tataplana, nada que ver con “tzomonía”.

    No sé de dónde sacas que “tzomonía” es rasgar, seguramente de alguna fuente europea; recuerda; las lenguas nahuas son lenguas de núcleo final, por tanto “donde silban las serpientes”, es la traducción más aproximada de “izomocayan”

    Sería absurdo pensar que dos indígenas que hablan nahuatl de nacimiento pudieran equivocarse tanto.

  12. No es que yo adore a Tezozómoc, pero él fué descendiente de una de las familias aztecas más nobles y cultas, y por lo tanto, sabía muy bien de lo que hablaba; conocía como pocos la lengua náhuatl clásica.

    Fueron los religiosos europeos quienes armaron los vocabularios más antiguos de que ahora podemos disponer. Sus motivos los sabemos muy bien, pero hicieron un excelente trabajo.

    Traducir “in Mexico in Tenochtítlan” como: “El Ombligo del Cosmos” se me hace una discusión que no podría durar mucho, pero ese es otro asunto. Saludos.

  13. Diego Durán muestra dos imágenes una con serpiente y otra sin serpiente. Extrañamente este codice se comenzó a publicar en 1867. Parece ser que el único testimonio anterior a los españoles es el Teocalli de la Guerra Sagrada que se supone es de 1507 aproximadamente. Los códices son posteriores.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s