Lo Bello y lo filosófico en Moana

Mientras escucho la bellisima banda sonora, escribo. 

Llevo NETA MESES, planeando esta entrada y la mejor manera de abordarla. Y es que en Moana todo es tan bello, todo habla de una ternura tan implícita. Y no hablo sólo de la paleta de colores aqua y coral (aunque es una combinación ganadora), ni del tremendo trabajo que implica animar la mar, (que según entiendo, es una de las cosas más dificiles de plasmar).  Sí,  la mar, en femenino,  como a Hemingway le hubiese gustado, porque, como él explica, se mueve como mujer, como mujer da sus dones al amante que es sabio y muy paciente, como mujer se irrita y se apacigua, y como mujer le afecta la luna.

Tenemos a Moana Waialiki, una no-princesa, (hija de jefe, como ella se define), sin interés amoroso, pero a diferencia de Mérida,  el matrimonio NO ES  su conflicto más preocupante. Moana tiene un vínculo muy humano hacia la mar; desde su más tierna infancia la busca con ahínco, y la mar la bautiza, la elige.

a0cec5f27ce26ebe86ba43d34cbf7c41Luego tenemos una inquietud muy paternalista, que nos recuerda al cavernícola de los Croods, el padre, deseando protegerla, al mismo tiempo la separa de su verdadero amor, la mar, la aventura. El verdadero vínculo no es el padre, ni la madre, es Tala,  la contadora de historias, la abuela de Moana, la que inicia contándonos el cuento de Te Fiti (el espíritu de la naturaleza, muy parecido al Spring Sprite de Fantasía 2000),  la rivalidad con el audaz semidiós Maui (un tramposo, como Loki), y una antagonista, la fuerza ígnea y destructiva de Te Ka, un volcán activo. Este vínculo con la abuela es TAN IMPORTANTE, que lo retomaré después, y debo decir que la voz de Angélica Aragon me parece acertadísima.

Me atrevo a decir que Moana es la primera en Disney en seguir el Camino del Héroe, definido por Freud; un héroe (heroína, en este caso), nacida bajo un designio, adoptada por un elemento, a quien, como Edipo, como a Moisés, se le oculta un secreto fatal. Podrá tener aliados, pero nunca un salvador. Al llegar a la pubertad, el héroe típico, armado con el conocimiento de este secreto, huye de su destino de príncipe o princesa, a buscar aquello que le resignifique; en este caso, restaurar el corazón perdido de Te Fiti.

17155415_10155041036238554_8339158911857505459_n

Para esto, contará con la “ayuda” de  Maui, a quien deberá encontrar y forzar a devolver el corazón robado. Maui representa una ambición muy masculina, la del dominio del hombre por encima de la naturaleza. No es, entonces, un rasgo o una parte de la personalidad de Moana, que ansía restaurar este equilibrio. Y, como muchísimos hombres, habrá de faltar a su palabra. Así es como Moana descubre que deberá ser ella y sólo ella, quien restaure este equilibrio. Moana salva a su pueblo, Salvándose  A SÍ MISMA.  Podra tener ayuda, pero es ella quien podrá salvarse.Al llegar a donde debería estar la diosa, descubre un espacio vació y al descorazonado Te Ka; es así como se da cuenta que Te Ka es el aspecto destructivo de Te Fiti cuando no se la respeta, cuando se atenta contra ella, cuando se intenta dominarla. Todas las fuerzas,  todos los principios en Moana, todo lo simbólico,  son femeninos.

grandma_tala_by_ashenjay-das7b4d

Pero quería hablar de ese vínculo tan especial con quien VERDADERAMENTE crió a Moana, su abuela, un vínculo  que entendemos tan bien quienes fuimos criados por el amor de una abuela, la que imita la cadencia del mar, la “loca” del pueblo. Sí, las ancianas sabias tienen la reputación de ser “la loca, la bruja”, aunque guarden secretos olvidados por otros.

 Para Tala no es desconocida la relación con algo tan íntimo como los tatuajes, por esto porta orgullosa una mantarraya en la espalda, y profetiza incluso, que volverá como tal. Es Tala la muda testigo de este vínculo con los elementos. 

Y mantendría su promesa hasta el final, siempre volviendo, siempre guiando, siempre dando apoyo en los momentos que el camino del héroe hacen decaer y perder la fe a Moana.

Hay un tema subyacente y que está presente en toda la película,  la propia Moana se pregunta si la mar se habrá equivocado al escogerla. Y es que Moana, al igual que Te Fiti, está en busca de su identidad,  por tanto, ella tiene el poder de reconocerla

Los animadores de Moana han aceptado estar influenciados por Mad Max Fury Road, a quien pagan un pequeño tributo con los kakamora; una tribu de cocos  kawaii aguerridos; otra película que nos habla de restaurar ese vínculo con natura, ya que sólo ella posee la sabiduría y los elementos para curarse por sí sola.

Igualmente se nota el esfuerzo por reflejar rasgos de la cultura, espiritualidad, lengua, danzas y hakas (aunque muy breves) de las tribus samoanas, del vínculo íntimo con sus tatuajes y cómo pudieron hacer viajes de miles de kilómetros con la tecnología de la Edad de Piedra, y saber volver, hace 1,000 años.

Moana es un viaje que invita a repensarla, y siempre es un deleite acudir a ella

Anuncios

One thought on “Lo Bello y lo filosófico en Moana

  1. Tremendo análisis y que buen material.
    Tan filosófica, tan ecologista, tan restauradora película y disimulada en capas y capas de arte y colores.
    Hay que ser menos cavernícola y más abuela con las nuevas generaciones

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s