El reino Caníbal

Sherburne Cook fue el primer antropólogo moderno que abandonó el enfoque sentimental del sacrificio azteca: “Por muy potente que sea, ningún impulso puramente religioso puede mantenerse con éxito durante un periodo considerable de tiempo en oposición a una resistencia económica fundamental”. Cook sostuvo que la guerra y los sacrificios aztecas formaban parte de un sistema para regular el crecimiento demográfico.

Cook calculó que el efecto combinado de las muertes por combate y los sacrificios humanosproducía un aumento anual del 25% en la tasa de mortandad.Puesto que “la población alcanzaba el nivel máximo compatible con los medios de subsitencia […] el efecto combinado de la guerra y los sacrificios habría sido mu eficaz para controlor cualquier incremento demografico indebido”.

La Pura Proteína

He seguido el destino del cadáver de la víctima con el find de demostrastrar que el canibalismoa zteca no era una degustación supérficial de las golosinas ceremoniales. Todas las partes comestibles se utilizaban de un modo claramente comparable con el consumo de los animales domesticados. Es legitimo describir a los sacerdotes aztecas como carniceros rituales en un sistema patrocinado por el Estado y destinado a la producción y redistribución de cantidades considerables de proteínas animales en forma de carne humana.

Las condiciones que permitieron la aparición del reino caníbal azteca merecen un cuidadoso estudio. Estos otros sitios, el surgimiento de estados e imperios contribuyó a la desaparición de las pautas anteriores de sacrificio humano y canibalismo. A diferencia de los dioses aztecas, los supremos del viejo mundo declararon tabú el consumo de carne humana.

Al final del periodo glacial,  mesoaméria quedó en un estado de agotamiento, más qgrave que cualquier otra region en lo que se refiere a recursos animales;  el crecimiento cosntante de la población y la intesificaciónd e al producción, bajo la influencia coactiva de los imperios clásicos de las tierras altas, eliminaron virtualmente la carne animal de la dieta de las personas comunes; naturalemnte , la calse dirigente y sus acólitos, siguieron disfrutando de platos suculentos como perros, pavos, patos, ciervos, conejos y pescados, pero como afirma Harner, los plebeyos- a pesar de la expansión de las chinampas- con frecuencia se vieron obligados a comer las algas extraidas de la superficie del lago de Texcoco. Aunque el maíz y (el frijol) podrían suminstrar consumidas en cantidades suficientes, todos los aminoácidos esenciales, las reiteradas crisis de producción a lo largo del siglo XV, determinaron que las raciones proteínicas quedaran reducidas con frecuencia a niveles que habrian justificado biológicamente un poderoso anhelo de carne. Además, siempre había escasez de todo tipo de grasas

Extraído de: Caníbales y Reyes, Marvin Harris, Alianza Editorial.

Anuncios

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s