Lenguas de Fuego


Piropo. Adjetivo. y  del latín pyropos y este del gr. πυρωπός, “lengua de fuego”. Lisonja, requiebro.

Hoy en el banco había uno de esos hombres que son guapos hasta doler (la mera visión es dolorosa). En cambio, me abstuve de decirle ¿y tú cuánto mides?, como se me ocurrió.

¿Ven? Si yo puedo ustedes también pueden abstenerse de decirle a una ¿qué chichocas no  te matas?, sí te la mamo, ¿eh?, ay pero qué ricas patotas, etc.

Y todas esas “ocurrencias” que tienen…. °¬¬

Summa Lapidatorivm


 Muy probablemente me gane una lapidación pública de los geeks, pero a mí (a mí, a mí nada más, n digo que sea lo mejor o que sea para todos), me gusta el libro físico, la sensación de abrirlo, hojearlo, oler su olor de libro viejo/nuevo, manosearlo, buscarle un lugar, verlo en las repisas.

Sí, los lectores electrónicos tienen millones de ventajas, (aunque no recuerdo más de cinco); supongo. Creo que todo se reduce a la inmediatez. Quizá, porque asocio el comprar un libro nuevo con todo un ritual, ir a buscarlo por varias librerías, ver edición, precio, apostillas, finalmente comprar el que me convenció por precio o lo que sea, llegar a casa, sentarme, la sensación de abrirlo, de quitarle el celofán protector, aspirar su aroma, leerlo de principio a fin, ponerlo en un estante, ver como pasa el tiempo por ambos (el libro electrónico no “envejece”, a lo mucho queda anacrónico, que no es lo mismo).

Seguir leyendo

Cosas que me cagan: Melindre


Quizá me paso de intolerante, pero hay algo que de verdad no soporto: Los niños (y no tan niños) que son melindrosos. ¡De verdad que no lo aguanto!, que no me gusta lo verde, no quiero la crema, el mío sin cebolla, ni cilantro, ni chile, porque…que separa los elotes de los chícharos… ¡de la ensalada! , que …¿le puedes quitar la cebolla a la sopa? Cuando explicas que está molida junto con el jitomate y cebolla,  te dicen ¿me puedes hacer una sopa sin cebolla? WTF ???!!

Si en los niños de clase alta me saca de quicio (dices, ¡bueno!, los papás lo han consentido demasiado), en niños de baja extracción simplemente me ofusca, me dan ganas de levantarlos de los cabellos y dejarlos ahí suspendidos.

De verdad no sé qué pedo con los padres, no sé si es un problema generacional o qué chingados, pero en mi casa, mi mamá-abuela se sentaba con el cucharón de madera y nos decía … “A ver, quién no quiere comer?” Fin de la discusión.

Seguir leyendo

Testigos de Jehova


jehova-familiaUsted ya los conoce: Son aquellas criaturas de Satanás, que sin falta, a las siete de la mañana, van, impecablemente vestidos, los hombres de traje y las mujeres de vestido largo, muy modestamente, ¡en domingo!, y abarrotan las calles, familias completas, con sus libros y revistas, son los Testigos de Jehová.

Pues bien. El otro día iba regresando por la calle que da a mi casa, y al doblar la esquina, sí, ahí estaban las Testigos de Jehová, y debo haber hecho un involuntario mohín de disgusto, porque :

-Buenos días señorita, ¿qué dice, “ya me agarraron los testigos”?
-Pues mire, la mera verdad, sí, porque tengo prisa-  (y era verdad, tenía bastante prisa.)

Seguir leyendo

Crema de berro


sopa-fria-de-berros1 manojo pequeño de berros
1 cebolla chica, un puerro chico, picados muy fino y sofritos
4 a 6 papas chicas, hervidas y peladas
1 lt. de caldo de pollo.

Se licúan todos los ingredientes a que estén perfectamente incorporados; se lleva a ebullición en una cacerola a que tenga el cuerpo de una crema; se sirve con croutones o unos hilos de crema. Rinde 4 a 6 porciones

La nostalgia tiene un sabor diferente para todo el mundo; para mí, es este el sabor, el de una crema de berros hecha en casa, con ingredientes vulgares (se consiguen en casi cualquier parte), pero que me recuerda al hogar materno, a regresar de la escuela, y de probar una deliciosa crema de berros, quizá, porque su sabor fuerte no era del agrado de mi hermano ni mi papá, y entonces la hacían muy poco en la casa. Es el Ratatouille de mi Anton Ego:

Anton-Ego-Ratatouille-Chateau-Cheval-Blanc-1947 Seguir leyendo

¿Misándrica, yo?


No odio a los hombres….¡¡Qué vá!!!!, si los entiendo muy bien; alguna vez les dijeron que eran el centro del universo… y el sistema heliocéntrico mostró que nunca fue así. Alguna vez la religión les dijo que eran la creación divina, por sobre la mujer… y llegó Darwin a demostrar que tampoco era cierto. Les dijeron que debían imperar sobre todas las bestias y el resultado fue desastroso.

No es de asombrarse entonces, que cuando les dicen que “el hecho de ser hombres no los hace mejores a las mujeres”, muchos se lo tomen a mal… (incluso concluyan, precipita y erróneamente, “que son peores que ellas”)

Es que son demasiadas cosas, oigan!! Demasiado para las mentes débiles, demasiado para un día.10906585_339684216236774_2890400844691311236_n

Feminismos


Neta no entiendo a las chavas que dicen: “No soy feminista, pero creo que esto y aquello…” aunque los feminismos (Sí! Hay VARIOS feminismos) les hayna dado educación universitaria, libertad religiosa, un proyecto de vida más allá de la maternidad y el matrimonio, tomar decisiones sobre su propio cuerpo, de dar y recibir herencias, el derecho de trabajar y de votar, de participar en la vida política…

O sea, de los hombres como sea, viven del privilegio y temen perderlos…¿pero de las chavas?10906362_339335349604994_7413401686540666403_n

Deconstruyendo el Feminismo


Hay un efecto muy curioso en televisión, quisiera saber si uds como frikis lo han notado;

En series televisivas (pero no únicamente*) es un recurso recurrente que un personaje femenino “utiliza” las leyes a su conveniencia, para chantajear o beneficiarse de uno o varios personajes masculinos, es decir, usa su “priviliege” del modo en que muchos hombres lo hacen, en la vida real.

Ejemplo reciente, la joven Catwoman de Gotham, amenaza con acusar de abuso sexual a un agente si no le deja ver a Jim Gordon. El agente finalmente “cede” ante la presión.

Screen-Shot-2014-07-16-at-22.39.45Un ejemplo más es un personaje muy querido, Irene Adler, mujer francamente hermosa, pero cuyo rasgo más sobresaliente (para quien leyó los libros) es su formidable inteligencia, que en el canon holmesiano pone en aprietos (al menos dos veces) al detective de Baker St. En la versión de la BBC se cambia su profesión (cantante de ópera) por la de dominatriz (?)

Seguir leyendo

Críticas Destructivas


He recibido críticas recientes por “insinuar, dar a entender” que el gobierno federal tiene responsabilidades en las muertes de Tamaulipas, Durango, y más recientemente Tlatlaya y Ayotzinapa. Que son asuntos delimitados por sus entidades y estados. Que culpar al Ejecutivo (que al final “no dio la orden” directa) es mucha presunción, vamos, que la idea y ejecución es de las los maleantes locales (narco, políticos y demás fauna nociva)

Lamento comunicarles que, cuando este tipo de cosas suceden en cualquier parte del país, peor, los tres niveles de gobierno fueron infltrados (sin importar el partido político), SÍ, ES RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO. Por más que quieran deslindar al ejecutivo.

Primero era lo de Solalinde; porque esta persona llegó al grado de insinuar  que YO  “deseaba que aparecieran muertos (en el tiempo en que era más que evidente que ya estaban muertos) con tal de tener la razón” (?) El asunto, creo yo, no es tener o no la razón.

Por favor, si el mismo Solalinde (que ya desde entonces tenía los mismos informantes que la PGR,y pudo cotejar las dos versiones (la de los sobrevivientes y la de los tiradores que tenían instrucción de echarles diesel y matarlos), si ya había aparecido el rostro descarnado de Julio César Mondragón, si los mismos policías ya habían declarado, si Abarca y la esposa se habían escondido y amparado… ¿qué chingadamadre estaban esperando? ¿REALMENTE había razones de peso para encontrarlos con vida?  La única razón para encontrarlos, era que no habían aparecido ni vivos ni muertos.

Claro, en mi fuero interno deseaba (quién no?) que estuvieran vivos, porque es el rasgo más claro de humanidad, pero en estas cuestiones la experiencia nos enseña que mientras más pasa el tiempo, las posibilidades se reducen. Es bonito creer en unicornios, sí, sería maravilloso que existieran, pero no hay motivos para pensar que son reales. Y mientras más escarbamos, se encuentran más fosas y (oh sorpresa) ninguna es de los normalistas. Tal parece que deberíamos pedirles a los responsables directos (Aguirre, Flores, Murillo Karam) que hagan memoria de dónde los enterraron, porque para el mismo juego cansino de “no sabemos dónde están”, a ver quien se aburre, miren que no estamos.

Pero en fin,  ante las mismas personas que, con los crímenes de estado como Ayotzinapa, no dicen nada, pero frente a los actos “vandálicos” (propiciados por el mismo gobierno de la impunidad), entonces sí, se olvidan de todas las condiciones que favorecieron ese caos y se apresuran en desgarrarse  las vestiduras, “si son vándalos, no tienen derecho a que los torturen, a que los maten como perros, a que los desaparezcan sin más”

Y ya, me desahogué.

1233374_841766642521487_3318649706177088611_n