En Verdad Os Digo


En verdad, en verdad os digo, estimadas, desconfiad de los hombres; pero más de aquellos que os dicen “Yo no odio a las mujeres, las idolatro, son mi vida, crecí entre mujeres, crecí en un matriarcado (JA JA JA !!) tengo madre, hijas, etc”.

Porque con esas ideas empezamos con los estándares de lo que “deben ser” las mujeres, madres, esposas, amas de cría.

No queremos que nos idolatren, con que nos traten y asuman como personas libres. Y ya.

Higiene


Hay algo que nunca entenderé de los hombres en general, y de los mexicanos en particular.  Una de las muchas cosas que me molesta sobremanera de mis compatriotas es su hábito posmoderno de, orinarse en las botellas y dejarlas abandonadas (bien tapaditas, eso si), en la calle, a la vista de todo el mundo.

¡MOMENTITO! Antes que me diga usted “Pero no todos somos así“, “Yo soy un buen chico“, déjeme aclarar que, “Todos los hombres que mean en botellas” no es igual que “Todos los hombres mean en botellas”. Son grupos semánticos,  hay un grupo,  muy grande, entre los hombres,  que reúnen además el hábito de mearse en botellas que luego dejan abandonadas. Porque parte de la crítica no es sólo que se meen, SINO QUE NO SE LLEVEN SU BOTELLITA

Seguir leyendo

Despropósito


¿Acaso la vida tiene un propósito? (religios@s abstenerse) Entre más lo pienso, menos me convenzo de que así es… si descartamos la religión de un dios caprichoso, que a ratos nos ama, pero que debemos amarle para evitar su ira, que debemos mostrarle pleitesía, que su sola idea es contradictoria, porque si es omnisapiente no puede aprender (y tampoco razonar porque es omnisciente) que es insensible a las catástrofes humanas, porque, pudiendo detener el sufrimiento de ( digamos niñas y niños violados a diario) NO LO HACE… perdón; esa idea ha destruido mi fe, de hecho, esa es la diferencia  más grande entre dios y yo, que, habiendo una injusticia, y pudiendo detenerla, YO lo hago.

El berrinche adolescente de “yo no te pedí nacer”, de repente tiene TANTO sentido, porque… nadie de nosotros pidió nacer, nuestra vida es un total despropósito, como no sea que nosotros estemos buscándole (ya no un significado) sino un propósito, y estemos constantemente re-significándola. O al menos eso me parece a mí misma.

Visto así, el suicidio parece la más libre de las elecciones personales, infinitamente más, que el llegar a haber nacido.

 

 

Ocio


Mi madre, una psicóloga que está en un programa de Cuentacuentos que van a colegios, internados, cárceles, asilos, hogares, etc. Quiso la buena suerte que encontrara un internado de religiosas para niñas de escasos recursos allá por Chalco (que es una zona azotada por el feminicidio).

Había cerca de dos mil niñas, en edades de asistir a secundaria. Las “hermanas” les enseñaban oficios, corte y confección, cocina, etcétera. Las mayores confeccionan los uniformes de las de nuevo ingreso, y todas ayudan en los deberes cotidianos. Pero aparte de los dogmas religiosos con que (me imagino) los religiosos educan, y … ¿cómo dicen? “en el temor de Dios”, las religiosas compartían otro dogma, muy popular en las escuelas laicas y públicas a que acudí; el que para aprender debes repetir, mecanizar, y volver a repetir como perico; si te estás divirtiendo entonces NO estás aprendiendo.

Tenían una excelente biblioteca, a pesar de que casi no les dejaban leer los libros. Una monja le explicó orgullosa a mi madre porqué no las dejaban visitar la biblioteca frecuentemente:

-No nos gusta que estén “ociosas”.

Porque el ocio es la madre de todos los vicios, del aprendizaje, jamás.

 

Adicción


El lunes pasado fui a hacerme un tatuaje al que ya le traía ganas, (un Kaonashi  del Viaje de Chihiro, ése mono al que ustedes le llaman alegremente , “SinCara”)

Mientras mi amigo tatuador estaba cambiando la aguja por una de cuatro puntitas para rellenar el dibujo, estaba pensando en esas cosas que piensas cuando te están tatuando…

Seguir leyendo

Tarifario 


Iba  caminando de la Zona de Bancos, y decidí tomar una combi hasta Luna Parc, un recorrido de menos de un kilómetro.

Le pagué con una moneda de diez pesos (el mínimo es de ocho) y el chofer se hizo bien pendejo con los dos pesos. Abre la puerta y le digo “Te molesto con el vuelto”

-Ya subió el pasaje, ya es de a diez mínimo.
-Que raro, me han estado cobrando ocho pesos desde la Mexicana hasta acá
-Sí ya subió
– ¿A ver, dónde esta el tarifario?  (ni lo traía)
– Todavía no lo pego, pero ya subió (pero ya estaba buscando los dos pesos) Si ya cuando la rectifiquen el mínimo será de doce pesos
(Recibiendo el cambio)
– Aaaah, mire nomás, pues cuando esté en doce pesos,me avisa eh?  Andele, a ver cuantos caen,  jajaja1

Sin Lugar Para Los Débiles


Iba caminando esta mañana al mercado, a comprar un par de cosas, y en la esquina, ví un bulto de tela, me pareció rarísimo. Poniendo más atención me fijé que era una anciana diminuta, encogida hasta su mínima expresión, pidiendo limosna en su cartón.

Hay muchas cosas en la vida que me ocasionan depresión, mucha, mucha depresión y ésta, ver niños y ancianos con una pobreza tan violenta, es una de ésas. Rápido hice mis compras, y al volver pasé por un puesto de jugos y cocteles de frutas y pensé, que podría comer si no tuviera dientes para masticar. Al final compré unas fresas con crema, porque pensé que la grasa tendría calorías y la granola que le ponen encima, y con el vaso lleno fui a llevárselo con la anciana que apenas atinó a poner las manos en el vaso, mientras le daba un dinerillo en su cajita de las limosnas.

Y no estoy comentando esto para que digan “ay, qué buena eres, etcétera”, es que no entiendo cómo hemos llegado a esta sociedad donde no cabe la sensibilidad, sin lugar para los débiles

Grosera


El lunes 23 de enero, como a eso de las diez de la mañana, fui con un amigo tatuador y perforador a que me hiciera el septum (el piercing que perfora la parte de la nariz del mismo nombre) y me puse la playera de Wonder Woman con una minifalda.

Iba pasando por el sitio de taxis frente a La Comer (donde ya he mandado a la verga a los léperos que me gritan tanta cosa, tipo, DIARIO), y no porque me las esté dando de muy nalga, sino porque PINSHIS hombres valen verga, neta cómo joden con sus “piropos”, según ellos.

Y había un checador nuevo, como de unos sin-cuenta años, que cuando pasé de ida me dijo “adiós Wonder Woman” Ps yo iba muy ilusionada y ni le dije nada, toda feliz de hacerme el septum. Y a la salida igual, decidí no caminar para chingarme una hamburguesa antes de ir a la escuela Y EL MISMO PENDEJETE, jode y jode se me acerca…

-¿A dónde vas, Wonder Woman?¿A dónde vas? -Obvio yo sé cuál es el transporte que me deja en MI CASA, no tengo porqué decirle.

Seguir leyendo

Virginidad Masculina


En la Universidad nos pusieron el ejercicio clásico de integración de “Hay una bomba nuclear y sólo el grupo 210 de Comunicación sobrevive…”¿Qué harían?” Obviamente, en algún momento salió a relucir la cuestión de la pulsión sexual, y cómo abordarla.

Uno de los compañeros (de aquellos que, siempre quiere tener la última palabra), se me acerca un poco jactancioso de no tener esas urgencias tan “carnales”:

-Pues yo, no tengo esa preocupación y no me inquieta hasta que la tenga…
Yo, echando por la borda su argumento y captando el otro mensaje, le contesto:
-NO MAMES, wey… ¿Neta eres virgen?

El, mirándome muy serio, se dio cuenta que la había cagado (aún teniéndolo TODO para  cuestionar mi  cuestionamiento), sólo dijo:

-No voy a contestarte a eso-  E hizo algo que nunca le he visto hacer: Abandonar un debate.
Ahora. No creo que el asunto de la virginidad masculina sea vergonzosa. Uno de los asuntos que interesan a las feministas es justo retirar la idea de que los hombres “padecen” una pulsión sexual más fuerte que ellos, que los “obliga” a hacer cosas terribles (como violación, abuso infantil y zoofilia)

PERO sin duda, él si lo cree. Tanto, que aun teniéndolo todo para cuestionar mi cuestionamiento, la presión y la poca deconstrucción hizo que prefiriera evadir el debate. Creo que ilustra muy bien cómo piensa la juventud, y porqué es importante superar estos estúpidos dogmas