La Casa Embrujada


La verdad sea dicha, sí hay una casa embrujada. Pero esta está en mi inconsciente.  Casi siempre está en la calle de Hamburgo ,  aunque la calle de Hamburgo es totalmente diferente en mis sueños.

También la ciudad de México es totalmente diferente en mis sueños. La imagino como una gran ciudad pensada para dar largos paseos a pie,  callejuelas angostas que dan a hermosas plazuelas y fuentes, a andadores  arbolados y puentes, y muchas escalinatas, no apropiada para automóviles,  como algunas partes de Italia o de República Checa.

image

Seguir leyendo

Rojos Everywhere


Hace no demasiados años, unos veinte o veinticinco, buscando no sabía exactamente qué en los papeles de mis padres,  encontré un documento singular.

Era una credencial con la fotografía de mi padre,  el esta mirando de frente, muy serio,y muy muy joven,  con todo su cabello oscuro y toda su juventud,  e incluso hasta bien parecido image

Seguir leyendo

Juventud en Éxtasis


Trepaba dificutosamente por unos mal encaminados dieciséis años, buscando algo,  sin saber qué,  un desasosiego de querer saberlo todo,  una náusea de la ordinariez, un hambre como para tragarse al mundo, una inquietud por encontrarme, por saber quién soy.

Apenas me daba abasto entre la escuela,  clases de karate,  guitarra, idiomas. Me meti al taller de guitarra clásica con Espino,  un celéberrimo maestro del CCH muy bueno y que sigue dando clase ahí, que enseña ya sea por partitura o por tablatura,  los famosos “círculos”. A la fecha,  sigue organizando los festivales de guitarra ahí.

Y ahí estaba Èl, sentado, tensando las cuerdas y dando la nota que el profesor le marcaba. Pero era una clase avanzada y yo había llegado temprano, así que me senté no lejos, pero tampoco cerca y empecé a hacer lo propio, tensar y afinar cuerdas. Poco a poco el salón comenzó a llenarse y entonces,  el maestro y él se echaron un palomazo.  Que maestría en sus dedos, que yo pretendía no ver,  porque cada que levantaba la vista me encontraba con su mirada insistente.  Era guapo, pero no me iba a dejar conmover por unos ojos coquetos. Le devolví una mirada áspera, y me topé con sus ojos negros.

Seguir leyendo

P(sic)ología


Estando en el CCH,  como por el cuarto o quinto semestre, tenía materias optativas que debía escoger con un criterio muy específico; una materia del grupo de matemáticas (estadística era la más fácil,) otro crédito obligatorio de redacción,  otra de ciencias exactas, (física, química o biología), otra más del primer o tercer grupo, filosofía  obligatoria y las demás de un amplio grupo, pero con un esquema similar según la carrera que se quisiera estudiar, o bien Temas Selectos de Filosofía. Recuerdo haber estudiado Psicología no porque fuera de mi tronco común, sino porque me interesaba y me parecía más fácil que calculo integral y diferencial cinco y seis.

Pues llegué al salón y la profesora era una señora delgada y larguirucha,  ya entrada en sus buenos cincuenta.

Seguir leyendo

Sueño Recurrente número 65892


Estoy vestida sólo con una toga, en un palacio blanco frente al mar. Dos mujeres enormes,  musculosas,  traen a un hombre escoltado y ese hombre eres tú.  Te ve muy bien de cáligas y faldón griego, pero mantengo el tipo lo más que puedo. Les digo a las mujeronas que se retiren, ellas dudan antes de irse. Te explico que el que un hombre pase por mí país es castigado con la muerte,  me explicas que me buscaste a propósito.  Estoy un poco sorprendida,  te pido que me acompañes. Entro en mi cuarto y de un tirón me quito la túnica frente a ti con mucha naturalidad y esa naturalidad es la misma de la última vez, no puedes dejar de ver que tengo un pecho mutilado. Eso te da una extraña mezcla de excitacion y dolor, te miro y te pregunto que si acaso jamás has visto una mujer desnuda. Vas a decir algo, pero estoy terminando de ponerme la armadura.  Vuelven a entrar las escoltas de antes, les digo que te den una ración de sal y clavos para ti y tus hombres,  comida para los soldados y agua, para los caballos,  y que los escoltan fuera de la ciudad donde acamparan una noche.  Te digo que si vuelvo a verte, clavare tu cabeza en una pica,   sonríes conmigo,  porque en el fondo sé, 
Que volverás,
Mil veces,
Las que sean necesarias

Micro Horror


Yo se que quizás mi historia no es una gran historia, que muchos han vivido cosas de lo “extra” normal. Lo que puedo decir,  es que me paso a mi,  no hace demasiado, no a nadie próximo y tampoco lo estoy intentando.

Nos acababamos de mudar mi hija, su padre, y yo, a un departamento en lindavista donde vivimos con holgura unos diez años o menos. Se oían chirridos, como en todas las casas pero nunca nos dio muestras de lo paranormal.

En fin, ahí estábamos los tres jugando a la casita.  Mientras el se iba a trabajar los sábados,  yo preparaba la comida, y mi pobre hija, que siempre fue tan silenciosa y callada, pasaba muchas horas jugando Solita, en su cuarto, con muñecas que le fascinaban y arrullaba  a todas incansablemente.

Aunque a decir verdad, muchas horas que pasé a solas en aquella casa, sentí con toda claridad ser observada por alguien, volteando a ver la nada, la tranquilidad de la casa y sentir el erizar de la espina. Antes de mí mi abuela, había sentido lo mismo y dijo, que en algunas intersecciones, sobre todo la del comedor y el pasillo,  a veces se veía a alguien… En concreto se veía el PIE da alguien, como si acabara de meterse el cuarto… Y luego nada. Seguir leyendo

Arcaismos


Se darán cuenta los pos machistas que sus excusas contra el feminismo (“Quieren destruir la familia, odian a los hombres, tienen una cruzada contra los hombres”  etc)
Son LAS MISMAS contra las del sufragio femenino hace como…. Cien años???

image

Ya inventense otra chavos.

Breve Historia del Machirulismo


No lo he mencionado, pero una de las cosas que más me llama la atención (y que me molesta bastante), es que los machirulos intentan combatir el feminismo moderno con los mismos prejuicios con los que intentaron combatir el sufragio femenino hace
cien años :
“Es para lesbianas,  es para frigidas,  es una cruzada contra el hombre,  es odio contra los hombres,  porqué en lugar de feminismo no se llama,  digamos
“todosjuntismo”…Y así…

image

No lo sé,  quizá porque el discurso del odio da mucha nota. En una sociedad que nos dice que todo, que desde nuestro atuendo y actitudes “femeninas” están destinadas a agradar a los hombres,  nada funciona mejor ni escandaliza tanto que tildar a las feministas de  odiar a los hombres.  Really?  Pues sí.

Seguir leyendo

Mi Parte Favorita


-Me pones muy duro, estoy durísimo, me dijo él
-Sí, me doy cuenta – Y realmente me daba cuenta,  sintiéndolo erectarse en carne Propia

image

.e-

Y es que no tenía muchas oportunidades de NO sentirlo, desnudo, acostado,  debajo de mí. Lo había conocido un par de meses atrás y sentí (sentimos, creo) una química inmediata, en silencio nos tomamos de la mano y las cosas terminaron como cabe  esperar, es decir, con él encuerado y debajo de mi.  Estaba completamente empalada en él y lo estaba disfrutando enormemente,  y el al notarlo,  empezó a excitarse más.  Lo hicimos un par de veces más antes de que termináramos el asunto,  el adentro de mí.

Minutos más tarde, mirando los dos al techo por la magnífica faena que acababamos de tener,  el no pudo Seguir leyendo