#MiPrimerAcoso

(este contenido fue publicado en Facebook previo a la 24A)
Yo tenía  trece años, regresaba de la secundaria.  Como ya he comentado antes  fui una niña muy insegura y pasé  un período HORRIBLE en la secundaria  donde TODOS los días, TODOS,  me bulleaban en la escuela.

Regresaba, decía,  y justo ese día no estaban en el camión  los chicos que me acompañaban (los únicos que vivían lejos como yo). Una cuadra  antes  de llegar a mi casa me paré  para acercarme a la puerta cuando  sentí  UNOS DEDOS EN MI CULO. No lo podía  creer.  Todavía  dudé  y ya adivinaste  lo que hice?  Exacto, nada. No nos preparan  para confrontar el acoso,  no nos lo mencionan.
El terror era un veneno que me paralizó y subió desde la boca del estomago.

No podía  creer que había TANTA GENTE y nadie hizo nada, nadie “lo noto” nadie me defendió ni porque traía el uniforme  de la escuela .  Me dieron ganas de vomitar. Voltee a ver al interfecto y tuvo EL DESCARO de sonreirme,  eso sí,  con  mucha amabilidad.  Con toda prisa,  corrí  a la puerta  de entrada, me salí  por ahí.

No quería  que el idiota me viera llorar. Nunca he platicado  a nadie está historia, a mi familia  menos, no sentí  la confianza.  Hasta  ahora se los estoy platicando a ustedes.

#Miprimeracoso #24A

3 thoughts on “#MiPrimerAcoso

  1. Seguro no te sirve de nada, ni te importa pero mi primer acoso término en violación.
    Tenia 11 años y era pasado el medio día de lunes de verano, regresaba del parque y me detuve en un puesto de periódicos y revistas. Ahí me entretuve por varios minutos cuando un tipo joven me pidió indicaciones para llegar a la alberca olímpica. Sin darme cuenta empezamos a caminar mientras le indicaba como llegar; caminamos por la periferia del parque y se detuvo frente de un edificio y me pidió que lo acompañara a un departamento, subimos las escaleras y en un entrepiso se detuvo y me empezó a manosear, mi sorpresa de que un hombre le hiciera eso a un niño me paralizó, no lo podía creer.
    Del manoseo paso a desvertirme y enseguida a violarme.
    No supe si fue por el shock, el miedo o por que, pero nadie salió, nadie oyó, nada…
    Término y me preguntó si estaba bien, asentí y salimos, caminamos dos cuadras más y como pude me safe, corrí en varios sentidos por varias cuadras para perderlo por si me seguía. Llegue a casa y corri al baño para bañarme.
    Más de veinte años despues me anime a contarlo a mis padres y ahora a ti… Para que te valga madres…!

    Saludos cordiales.

  2. Bueno si gracias por compartir tu acoso, lo malo es que es por un medio de difusión, aveces pierde credibilidad y fuerza. Es como dar un argumento que tiene metáforas.

  3. Afortunadamente este texto NO LO ESCRIBÍ para aquellos que deciden descremado.

    Este texto está dirigido a aquellos que me leen con mente abierta y libres de todo prejuicio

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s