Javier

Estaba esperando que Javier terminara de coger. Lo habíamos hecho salvajemente, al borde de la cama, parada de cabeza, el de pie con mis piernas alrededor de su cintura, me dejó complacida muchas veces, pero él era incapaz de venirse si no lo haciamos por el ano.

wpid-wp-1446132044182.jpeg

La visión de su cabeza, enrojecida y dura, entrando, con trabajos, por mi
pequeño ojete, y después, de que mi orificio lo “reconociera “, se abriera, lo estrechara,  le excitaba sobremanera aunque le saliera con un pedacito de caca en la punta, y no tardaba mucho en venirse. (Pensándolo mejor creo que eso hasta lo excitaba más)

Pero por alguna razón no llegaba. Yo la verdad quería que todo acabara, que se vistiera y se fuera y me dejara hacer mis cosas. Así,  inclinada sobre la cama, con el pecho en el colchón y las nalgas hacia arriba y hacia el, me dolían los codos. Sentí,  por sus embestidas frecuentes y profundas, y por el estertor que no pudo reprimir,  que había llegado.

Estábamos en la cama, ambos mirando hacia el techo.  El quería que nos abrazaramos pero la verdad yo ya no estaba de humor.  Le dije que tenia que irse mientas me levantaba, me amarraba el cabello y buscaba mis calcetas de niña.

En el camino me encontré su camisa q alcanzó a quedar colgada de la silla, sus pantalones volteados del revés,  la trusa hecha bolas a un lado, los zapatos aventados.

No pareció hacerle mucha gracia,  sino que se vistió como pudo, me dio un fugaz beso en la mejilla y se largó.

Me quedé pensando “es curiosa la forma en que la palabra puta se usa, mientras aflojes nadie te llama así, pero en cuanto dejas de hacerlo, o lo haces como, donde y con quien tu quieras, todos aquellos a quien te negarte te tildaran así..  Como le dieron la vuelta?

En el caso de Javier no lo quería ni lo amaba, no era mi novio ni nada, simplemente yo tenía ganas de coger y yo no lo escogí ni porque fuera guapo, sino porque era un perfecto desconocido y con el podía coger como yo quisiera, cunado quisiera, y ser lo que yo quisiera, “puta” incluida.

Al parecer el no sentía lo mismo.

One thought on “Javier

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s