Ella

resize_imageElla era sublime. Ni siquiera era vulgarmente hermosa. Era dolorosamente hermosa, al punto de hacer doler la mirada. Estaba prodigiosamente desnuda, bañándose en una tina a años luz, sin yo darme cuenta que llevaba un par de décadas muerta, porque ahí, ahí en la pantalla, estaba viva, los ojos vivaces, los labios carnosos, el pezón sonrosado y apenas disimulado por la espesa cabellera roja que yo (una niña apenas, asomándome a su intimidad) supuse natural.

Dicen que era sobrenatural. Que la gente quedaba vivamente impresionada. Que Jack Palance quedó  asombrado. Que en la calle las personas se detenían sólo a verla.

La película es la infravalorada The Fearless Vampire Killers, (algunos incluso la califican como “interesante error en la carrera del director)  filme paródico del género de vampiros, y una de las obras más oscuras de Polanski, que fue llamado acá La Danza de los Vampiros, y que a mis seis años me inspiraba tanta risa como pavor por su banda sonora que me parecía terrorífica. Comedia donde igual cabe un vampiro homosexual que uno judío que se burla del crucifijo como defensa.

Donde un joven Polanski protagoniza su propio filme, como el  despistado ayudante del erudito doctor Abronsius,   (adorador y martillo de los hematófagos, a partes iguales), que cae perdidamente enamorado de la rupestre belleza de Sarah Shagal. Y el coleccionista de beldades Polanski de verdad debió quedar cautivo  de la exuberante y desconocida Sharon Tate, (no es otro el nombre de la actriz),  pues la desposó poco después, quedando ella embarazada.platinumfan-20110429123412-sharon_tate_with_baby_clothes-original

Sin embargo, como saben, la historia no tiene un final feliz. Pues un trágico 8 de agosto, de 1969 al estar Polanski en Londres, y ella, a catorce días de dar a luz al pequeño Paul Richard Polanski, fue asesinada bárbaramente por la “familia Manson”, de 16 cuchilladas, aunque cinco de ellas ya eran de por sí, mortales.  Dicen, los testigos que suplicó por la vida de su bebé, como cualquier madre, que de todos modos murió desangrada en la alfombra, con una soga al cuello. Tenía 26 años de edad. Esto marcó el fin de los sesenta y de la fe de Polanski.

838679740_8ca85273ddQuien, no se opuso a que se tomaran fotografías de ella fallecida, para impresionar a los victimarios.Lo que fue duramente criticado. Pero que ahora nos permite ver, que Tate era hermosa, más allá de la vida.

 

 

 

 

 

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s