Ex Machina o la Moderna Prometeo

Hace rato quería hablarles de esta cinta, la genial Ex Machina, donde, Caleb (Domhall Gleeson), un programador exitoso, es invitado a pasar una semana en la aislada propiedad de un magnate alcohólico,  dueño de la firma más poderosa de búsquedas de internet, Nathan (magistral Oscar Isaac)

cdn.indiewire.com

La propuesta es simple: debe, mediante el Test de Turing para catalogar una IA (inteligencia artificial)como “sintiente”, en un  prototipo llamado “Ava” (Alicia Vikander).

Durante siete días, el programador determinará si Ava tiene algún defecto en su cognición, pero el diseño de Ava es tan perfecto, y el modo en que ella aprende tan rápido, que llegará el momento en que Caleb duda si incluso él es humano, (o si verdaderamente a quien están evaluando es a Ava), mientras la relación entre ambos evoluciona, … y  ambos desarrollan lazos afectivos (el amor, el humor, el engaño… también son formas de la inteligencia manifiesta)

Un aspecto muy brillante, es la evolución de Nathan, y muy inteligentes sus cuestionamientos.En un momento dado de la cinta, Caleb le pregunta porqué le dió una sexualidad  y atractivo, (femenina y heterosexual) a una IA, que bastaría con que fuera una caja gris, a lo que Nathan contesta, impasible, “de qué podrían hablar dos cajas grises” y sí, la complejidad conversacional que da el factor sexualidad. Más que eso,piensa que sería egoísta no darle la sexualidad como un factor puramente recreativo (ya que no es reproductivo). Eso, y la frágil y serena belleza de Alicia Vikander, hace pensar cómo una historia con tres personajes (pero muy bien diseñados y estudiados) pueden  involucrarnos apenas con apoyo presencial de Kyoko, una mucama nipona que apenas habla… pero no quiero spoilear.

En otro momento se lleva una apasionante discusión sobre si lo heteronormativo es en realidad una “programación” social… o no lo es.

Puede que la premisa original sea simple, pero el guión y la forma de desarrollarlos, obviamente no lo son, es un tema adulto, no sólo por los ocasionales desnudos (de los “androides” prototipo), sino por el discurso de estos temas éticos  y científicos, y también por las referencias que vemos a lo largo de la película (hay muchos de ellos), por ejemplo el cuadro de Jackson Pollock.

Sirva también como una ácida  crítica a  una sociedad que sigue siendo fundamentalmente machista, y también a las construcciones de lo femenino y lo masculino.

Por otro lado la factura visual y efectista es impecable, toda la película es minimalista e inusitadamente elegante, nada está fuera de lugar… ni una palabra de más.

RSLG: HER, la sobrevalorada Chappie

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s