Desdoblamiento corporal

No sé, si porque así soy yo, o porque mis recientes lecturas me han llevado a ello, creo que las mujeres tenemos algo que llamo “desdoblamiento corporal”. No digo que todas, digo que algunas (dado que son mujeres quienes han escrito sobre ello) y no digo que los hombres no puedan, sólo que no he leído ni un caso masculino, o ellos no lo han descubierto, por una forma de ellos ser, su cuerpo. Incluso al “darse” el hombre es agresivo, intrusivo, y nosotras al “darnos”, nos “abrimos”. Quién sabe.

Recientemente releí el viejísimo Memoirs of  a Geisha (que leí bastantes años antes de la película, debo decir) y me llamó la atención la parte en que ella trata de “desprenderse” de su cuerpo durante su mizuage (iniciación sexual donde pasa de maiko a geisha), y lo comparé con la experiencia sexual que se describe en “Habibi” Hay una parte donde la protagonista de Habibi, aún niña, debe cumplir sus deberes de “esposa”. En otro momento, ella es presionada a prostituirse, para alimentarse a ella y a su pequeño amigo. En otra, ella es parte de un harén. Y en las tres ella se evade.

Al parecer hay un cambio significativo cuando “te entregas” por un acuerdo social, por un contrato (como en la prostitución o las bodas arregladas, por ejemplo”). Ambas protagonistas parecen evadirse, parecen no pensar en lo que les está sucediendo en ese momento, (y el mismo hombre parece no querer enterarse de lo que sea que estén pensando ellas en ese momento)

Caso muy distinto a cuando el chico te gusta.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s