Espíritu Sancho

A propósito del artículo que publiqué antes “Cuida con quien compartes tu energía sexual”, me topé con esta maravilla de Pedro Miguel, donde aparte descubrí, oh, belleza de  vocablo, una de esas perlas bellísimas, intraducibles al inglés que ustedes saben que colecciono: la joya pues, es : Mancornadora.

Luego, soy una mancornadora, ingrata, pérjida y casquivana. Si no la han leido, corran a hacerlo. Me quedo con este fragmento.

Y creo que cortaré toda la pagina y la pondré en un rotafolios. O un cuadro.

“Vistas así las cosas, miren ustedes qué paradoja, va resultando que si la mujer que le pone cuernos al marido merece ser llamada puta, el hombre que le ayuda a hacerlo tiene más bien una relación (así sea semántica) con la santidad. O sea que el lenguaje y la historia tienen sus trampas y no hay que descartar que esto venga de muy atrás. Puede ser que todo haya empezado cuando aquel tipo se disfrazó de paloma, aprovechó de la ausencia de un carpintero para yacer con la esposa de éste, (episodio en el que, para mayor agravio, la mujer quedó fecundada) y es conocido urbi et orbi y por los siglos de los siglos como El Espíritu Sancho”

http://www.jornada.unam.mx/2015/04/23/opinion/040o1soc

One thought on “Espíritu Sancho

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s