Amarre

8dc33d6bb055b437d25e780451a657ecTe amarré
con magia africana
Consulté
con caracoles, si era propicio
(pues dicen que tengo axé)
Pero una deidad
reclamó para sí el trabajo.

Tomé
un muñeco del color de tu piel,
Por tu nombre
lo llamé;
Con cosas que dejaste,
en mi cama, en mi piel,
(saliva, uñas, cabello, la piel
que a arañazos te arranqué)
sudores,
el botón que salió disparado
en un momento de frenesí,
el semen
que vaciaste en mí
lo recogí con una esponja,
Con todo eso,
lo rellené.

E invoqué con cánticos,
a las deidades,
mientras le iba clavando alfileres,
con los colores de Oshún,
en los ojos,
para que no puedas ni mirar a otra mujer,
en el sexo,
para que tu deseo insaciable, sea para mí,
y en tu corazón,
para que no puedas desenclavarte.

Y recité,
lo que habría de pasarte,
Que no puedas vivir sin mí,
que no concibas un instante de paz,
que no sientas otros apetitos,
ni satisfacciones,
que me desees
con violencia,
que por las noches no puedas dormir;
que sólo duermas
para soñar conmigo.

Con el muñeco jugué;
(toda magia
es un juego de adultos)
Le repetí
las palabras incendiarias,
que dijiste
cuando estabas dentro de mí,
entre mis pechos,
lo acuné,
con fruición lo besé,
antes de metérmelo
en la vagina,
primero con ternura,
después con tu vigor,
mientras lo alentaba.

Esa noche
al entrar en mi cama,
no reconocí,
ese hálito que me incendia,
estas manos que me miran,
estas ganas que me llenan,
mi propia voz
gritar.
 

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s