Cosas que me cagan: Melindre

Quizá me paso de intolerante, pero hay algo que de verdad no soporto: Los niños (y no tan niños) que son melindrosos. ¡De verdad que no lo aguanto!, que no me gusta lo verde, no quiero la crema, el mío sin cebolla, ni cilantro, ni chile, porque…que separa los elotes de los chícharos… ¡de la ensalada! , que …¿le puedes quitar la cebolla a la sopa? Cuando explicas que está molida junto con el jitomate y cebolla,  te dicen ¿me puedes hacer una sopa sin cebolla? WTF ???!!

Si en los niños de clase alta me saca de quicio (dices, ¡bueno!, los papás lo han consentido demasiado), en niños de baja extracción simplemente me ofusca, me dan ganas de levantarlos de los cabellos y dejarlos ahí suspendidos.

De verdad no sé qué pedo con los padres, no sé si es un problema generacional o qué chingados, pero en mi casa, mi mamá-abuela se sentaba con el cucharón de madera y nos decía … “A ver, quién no quiere comer?” Fin de la discusión.

Y como sea, conmigo nunca hubo problema porque desde entonces ya era bien tragona y nunca conocí una comida que no me gustara, pero mi hermano… ah, pobre Yaya, cómo batalló con mi hermano, que sólo se cambió con mi madre pa que le diera de tragar EXACTAMENTE como a él le gusta. Hoy, por supuesto, mi hermano es un adulto disfuncional.

Ya sé, no faltará el wey que ¿y porqué lo toleras mejor en la gente bien, pinche clasista, etc? No es que lo tolere, es que hasta cierto punto comprendo que en su casa no le haya faltado nada, y diga “mamá, no me gusta el caviar (Que es un gusto por demás, adquirido)”, y perfecto! “Anastacia -o como quiera que se llame la doncella-, que el chef Jacinto le haga algo al niño. Y Jacinto le hace un filete mignon, problema resuelto.

Pero en los niños de extracción humilde (y es más en donde lo he visto recientemente), he visto mucho eso de “no quiero eso, no me gusta, quítale lo blanco/negro/azul/cremoso/amargo” etc. O realmente los padres no los disciplinan en que deben de comer de todo o estos niños nunca han tenido un hambre de tres días.

La mamá les cambia el plato y les hace una torta, unos huevitos (suponiendo que los niños acepten sin asco los huevos), sin pensar que les está haciendo un mal; que el día de mañana, van a crecer y dar muchos problemas con sus “No quiero esto, tiene otra cosa?” Peor si están en casa ajena y les ofrecen un platillo, que muchas veces EN SU VIDA han visto (salmón, osso buco, etc), afirman tajantemente “no me gusta” . En un restaurante como sea, si van y ellos dicen a la mesera, por ejemplo “puede hacerme tal cosa hacer una sin cebolla/ajo/verduras/carne/huevos para mí?”

Los peores? Los que les sirves y ven el plato como si tuviera caca. Una gran muestra de mi civilización es que no los agarro a cachetadas ahí mismo enfrente de los padres.

Neta no sé como soportan algunos padres a sus engendros. En casa nunca hubo problema y hasta la fecha sigo comiendo cosas que gente de todos los estratos considera “asquerosa”: Pulque, bisteces de hígado, corazón, pulmón, estómago de res, ubre, criadillas. Mollejas, patitas de pollo, chapulines, chinchulines, hormigas, gusanos de maguey, ancas de rana, bisteces de búfalo.

Sólo hay una sola cosa que no me prende, pero no ando haciendo caras o diciendo que “es asquerosa”: tacos de rellena.

No soporto que hagan caras como esta

tmb1_550201_201306261949150000001

O ésta

No_quiere_comerO ésta

MIB_hijo_no_quiere_comer_2798_467x250

O la que se gana una bofetada

Nino-Comer1.JPG

P.s. el día de hoy mi hermano es un adulto perfectamente disfuncional, con el que no se puede departir, el que en la pizza pide una individual sin carne ni queso ni masa ni jitomate, y cuando hacen carnitas, su mami le lleva un tupper con algo que él “pueda” comer…

Anuncios

6 thoughts on “Cosas que me cagan: Melindre

  1. Eso se llama personalidad, cada quién tiene la suya y por eso no todos comen lo que otros sí. Simplemente se debe aceptar, no le veo mayor problema. Saludos

  2. Personalidad es un conjunto de características o cualidades que destacan en las personas, por eso que a Juan no le gusten los berros o que a María le encanten las anchoas no es una cualidad, ni tampoco parte de la “personalidad”. O puede ser que los niños lo asocien a experiencias negativas (es bien sabido el caso de niños que tienen horror a cierto alimento, pero que les gusta de adultos, o de cosas que gustaban al ser chicos y que llegan a detestar de grandes)

    Por otro lado, cuando los niños no aceptan un alimento, es porque se tiende a favorecer los sabores conocidos (sus padres no ofrecen una dieta variada), porque sólo nos llega a gustar lo que consumimos de forma repetida. No es una cuestión de personalidad, sino de condicionamiento gustativo (que empieza en el útero materno), adaptación y otros factores.

  3. ¿Y si el melindroso se vuelve vegetariano? Te lo digo porque soy muy quisquilloso con la comida, mis padres también (mi padre es omnívoro pero detesta todo lo vegetariano, mi madre detesta las carnes y actualmente es lacto-vegetariana, le quita los cueritos pero AMBOS detestan la piel frita), eso no es sólo en los niños, he visto mucho adulto melindroso que nada más come carne y separa la ensalada completa, a veces lo pide separada del plato que nunca se lo coman. Eso no es sólo en los niños, eso ya va para 4 generaciones (hippies, yuppies, puntillosos 97-2011 y colectivistas 2012-2027).

  4. Pues será el sereno…, pero en mi casa siempre hubo variedad de alimentos, de todos sabores, texturas y colores, y a mí simplemente no me gustan ciertas cosas. Así soy. Nunca me condicionaron. Simplemente no me gustan algunos alimentos, no los disfruto.

    Saludos.

  5. Creo que con el vegetariano la cosa es diferente, porque ya implica un proceso razonado (lo haces por cuestiones de salud, por cuestiones de reducir la “huella” tóxica que dejamos al consumir alimentos, por cuestiones de ética de animales, etc.

    A lo que me refiero es al efecto de algunos niños del “no me gusta”, cuando a veces ni lo han probado (y no pueden saber si realmente les gusta o no), no es un proceso razonado, simplemente es cerrazón y como dices, esos niños se convertiran en adultos que le quitan la piel al pollo, le hacen cara de asco a la birria, separan toda la verdura, etc….

  6. Me da risa cómo un tema tan “random” ha dado para tanta polémica, felicidades por tu página en general. Y que cada quién se coma lo que quiera, al final lo que uno deja en el plato se lo termina comiendo otro xD

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s