Sábado Distrito Federal

monumento-a-la-revolucion_6421011Estaba yo sentada el sábado, como a la una y media de la tarde, en el Monumento a la Revolución, esperando a no importa demasiado a quién, leyendo mi libro (como siempre), cuando se me acerca un muchachito, como de 20 años. Para ese entonces,  ya me habían interrumpido los weyes de Quítate Los Lentes, que tienen una clínica de operaciones láser allá en Alvaro Obregón, un tipo que insistió TANTO que me hiciera un tatuaje de henna (qué mariconadas, mejor uno de tinta… ¿no?), y una chava que se ofreció a trenzarme los tres pelos que no tengo rapados.

-¿Disculpa, te gustan los juegos de adivinanzas?- bajé el libro con suspicacia
-Pues la verdad que no mucho- contesté, ya algo mosqueada y sin saber a dónde iba este cabrón-¿A qué viene la pregunta?- (viendo para todos lados para ver si era una estafa)
-Ah pues, te quería ofrecer que si me adivinas esta adivinanza, te doy veinte pesos- (jajaja, uy qué tentador, pensé)
-Ajá, ¿ y si de alguna forma no adivino?
-Entonces me dejas darte un beso-

Solté la carcajada en sus narices.

-Piénsalo, son veinte pesos, te alcanzan perfecto para tu camión, para un dulce…
-Tienes razón, tengo que pensarlo muy bien, lo dije con toda la mala leche del mundo y mi mejor sonrisa. (regresando a mi libro)
-Está bien, treinta.
-No.
-Cuarenta. (y así llegamos hasta cien)
-¿Porqué crees que si sigues aumentando voy a decir que sí?
-¡¡Cien pesos es un montón de dinero por un beso!! -contestó escandalizado, como si yo hubiera sido la de la idea-
-Pues sí wey, pero ni aunque me dieras mil…

Ya sé. Ya sé que aguanté demasiado, (o debí pedir más, ya no sé); que quizá debí decirle que lo que hacía era acoso, que iba a llamar a uno de tantos policias que hay ahí… pero quizá porque lo miraba divertidísima, quizá por la curiosidad de hasta qué numero era capaz de llegar el pobre, tal vez porque esperaba que se diera cuenta de que estaba haciendo el ridículo y se fuera…. pero ninguna de estas cosas ocurrieron.

-¿Oye cabrón, ya en serio, decirle eso a las chavas alguna vez te ha funcionado?
-Pues es la primera vez que se me ocurre…
-Ay! Mijo tan chulo… !!- Ya le iba a decir que se fuera mucho a la verga venuda, pero él sacó de una bolsita que llevaba una de esas pelotitas de papiroflexia para regalarme.
-Cálmate, si no estás tan grande. ¿Cuántos años tienes?
-Treinta y tres
-Hum, bueno si eres más grande que yo… ¿cuántos años crees que tengo?
-Veinte !!- Grité emocionada
-No….-dijo entre confuso y halagado
-Dieciocho !!- Grité triunfal
-Nooooo !!
-Pues no creo que tengas quince, wey- le dije muerta de risa
-Nooo, tengo veintitrés -ahora el mosqueado era él-
-Bueno, ya que no aceptas mi propuesta déjame invitarte un refresco-

Vamos al OXXO y dejo que tenga el gusto de pagar mi agua Bonafont (tormenta de machirulos en 3…2..1..), me platica que iba a un evento de papiroflexia que se canceló, Tx que venía desde Tláhuac, a su vez yo le digo que si mi amigo que esperaba hubiera llegado a la una, yo no hubiera estado ahí, me dice que era “el destino”. Le dije como sea, acompáñame a tomar mi camión” Al llegar a la calle de Colón, se me desorienta. Ése que está allá, es el metro Hidalgo, te lleva hasta Taxqueña, le explico. Al despedirnos en la entrada no hay beso, no hay nada. Le pregunto: ¿cuál es la adivinanza que tenías pensado decirme?

La adivinanza es tan pueril que contengo las ganas de darle un trancazo en la cara. Y no es que yo me las ande dando de muy sabrosa ni ando vendiendo piñas de lo que no soy. Es que, neta, no sé de dónde sacan muchos chavos (no digo que todos, pero sí muchos) sus pinches ideas… neta, ¿porqué creen que les va a funcionar?

Anuncios

One thought on “Sábado Distrito Federal

  1. Divertido y me pregunto …porque coños no me pasan cosas así? cosas como las que mi novia le gustaría que me pasaran, que le cuente mientras trabaja y para que no le de sueño.
    A la pregunta final, pues es una suerte de mescolanza de cosas, vivencias y situaciones; a unos se nos da, sobretodo on live, como que te conectas con las personas, sobre todo con el sexo opuesto, aunque han habido exepciones. Aunque, claro que, esas experiencias a veces son difíciles de contar a tu novia, pero no dejan de ser experiencias algunas divertidas otras no tanto.
    Porque lo hacen? pues porque alguna vez funciono y hay quien te dirá que es la primera vez que lo hace pero eso es una gran mentira, en serio.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s