Lo sacro y lo profano. Iconografía Religiosa

Siempre me ha seducido la idea de tener una casa libre de la llamada iconografía religiosa, no sólo por el seductor ideal de la Revolución, de separar del campo del arte la ideología cristiana, que por siglos ha parecido en sólido e indisoluble matrimonio, es decir, negar su visión decadente del sufrimiento y expiación de la carne, mediante la purificación del tormento y la muerte, y sublimado a puro espíritu.

Sin embargo, la ideología cristiana, ha permeado (quizá más para mal que para bien), la cultura, y si bien no la ha infliuenciado del todo, sí tiene una contribución importante. Es necesario revisitar el arte sacro, pero desde la perspectiva posmarxista; a partir de la clausura del idealismo cristiano (no de la ignorancia del mismo), el idealismo hegeliano.

Bajo la crítica kantiana a la razón pura y la crítica del juicio, se instala un campo de especulación en los márgenes de la iconografía religiosa, ésta se enclaustra; aislada de su proceso ideológico, los iconos religiosos, despojados de su carácter trascendental, devienen en meros fetiches.

Debo decir, que desde niña, me daba horror el suplicio de Cristo, el sangrado por sus muchas heridas, la expresión doliente, los clavos que perforaban carne y hueso, la agonía sin piedad. Me imagino que dios debe ser un cabrón sádico para exigir el dolor sublimado de cualquiera, de su hijo, cuantimás. Me imagino que toda la bola de gilipollas aquí presentes, exigiendo que le rindamos pleitesía a este pobre cabrón, quiere que lo hagamos más por miedo, que por convicción. Estaba yo muy chica, pero era contestataria. Me impresionó hondamente. Hasta la fecha me dan horror los crucifijos, pero me he dado cuenta que no era por las heridas, sino por el subyacente ideal cristiano.

Last Supper
Este es el cuadro más parecido que pude encontrar al que ví en la galería de arte.

Sin embargo, debo decir que sí creo en Jesús, no como el Cristo (“Ungido”) literario y salvador (es decir,  el que era hijo de dios, y el fenómeno de feria, que convertía el agua en vino, y multiplicaba panes y peces y curaba la lepra), sino como en la figura o figuras, que, harto de la presencia de Roma, simplemente hizo lo que muchos antes que él, como los Sicarii* y los Zelotes (movimiento armado con el que los judíos no sólo se atribuyen la invención de todo, sino también del terrorismo); que se iban al monte armados con piedras y palos a retar  al Ejército más sofisticado de esa época, pero con un ideal novedoso y diametralmente opuesto al nacionalismo de Judas el Galileo“Ama a tu prójimo como a ti mismo”, “pon la otra mejilla”, “mi reino no está en la tierra”.

Hay un libro divertidísimo de Sigmund Freud (Moisés y la Religión Monoteísta), donde compara a Jesús con otros héroes y profetas anteriores a él (Hércules, Paris, Moisés, Buddha, ad infinitum…) y las características que comparten; su origen divino, profetizado y oculto, su persecución desde que es un bebé, la matanza de inocentes, la soledad en el desierto, la tentación del maligno, la predicación, los “milagros”,  la expiación, la asunción, etcétera. Muchos de estos capítulos son comunes a esos personajes, sin embargo, para que Jesús viniera a diferenciarse de todos ellos, era necesario, valga, que se distinguiera. Todos eran dioses vueltos carne. Jesús es carne vuelta espíritu. Una parte muy curiosa, (e improbable) consiste en que Barrabás era, quizá un líder zelote, preferido y amado por la gente, y que Judas Iscariote, provenía de los Sicarii por la manera de referirse a el  derivado de ishi-karioth (sica, el  puñal curvo de los Sicarii). Esta última idea sólo viene en el Evangelio Etíope, descartado por la ” versión oficial”.

No me cabe duda que hay un Jesús literario muy diferente al Jesús real, fomentado más que nada por la biblia, pero es improbable; (necesitamos probar que existió un personaje o personajes, que vivió, predicó, etc) . Al contrario, para creer en el Jesús literario (y por ende,  a la biblia) no necesitamos nada más que nuestra ingenuidad. Creo que hubo un rebelde (o rebeldes) que un día instó a levantarse contra Roma, pero no con piedras ni palos, sino con la revolución del espíritu; y es que muchos olvidan, que la época en que surgió Cristo, fue una época sangrienta, de revolución y disidencia política.

Todo esto lo escribo a colación, porque, a pesar de todo, he considerado poner un cuadro en mi casa, una Última Cena, que descubrí por feliz serendipia en un bazar de arte. Pero no con el espíritu kitsch de muchas casas mexicanas,  NO con la versión, repetida y parodiada ad nauseam, de Da Vinci. En su momento fue revolucionaria presentar a los participantes sentados a la europea, en una mesa alta, en sillas,  artificialmente, todos de frente, de manera que “salieran en la foto”; es el momento donde Jesús dice a sus discípulos que uno de ellos lo va a traicionar.

Me interesa una versión donde todos están sentados en círculo, o en forma de U, de una manera mucho más natural (y por tanto, más realista),y a la oriental, es decir, sobre cojines y mantas en el santo suelo, con los alimentos en una mesa baja. Los sentados, Jesús incluidos, son doce, en ese momento reparamos en la sombra en la pared; es Judas que está saliendo, el momento que acabamos de describir, acaba de pasar. La iluminación permite inferir que está próximo el crepúsculo. Jesús no está en el centro, sino que es tangencial; sólo reconocemos porque está en el acto de partir el pan (“sigan haciendo esto en memoria de mí”, parece decir), su rostro no es sufrido ni doliente, sino luminoso, tiene un resplandor especial como el que a veces tienen las personas, los discípulos lo contemplan arrobados, y por tanto se hace más humano y creíble, y más seductora su ideología.

Si alguien sabe dónde puedo conseguirla, se agradecerá el informe.

*de donde ha devengado la palabra moderna sicario como sinónimo de asesino.

Anuncios

One thought on “Lo sacro y lo profano. Iconografía Religiosa

  1. recordemos la separación religión-estado con “al cesar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios” la era de piscis (0-2100) fue inarmónica y más con la super era de sagitario (0-25,200)

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s