Loki, el dios Queer

La cuestión de los sexos es muy peculiar entre los dioses. Mientras en las religiones “modernas” (y digo modernas porque sólo tienen dosmil años tal y como son,   o incluso menos), como todas las de la rama islámica y judeocristiana, la cuestión del sexo de dios es muy clara y cerrada (dios y sus emisarios son siempre hombres, y pensar que no es así, es blasfemia) . No sólo dios es un principio activo y masculino, sino que insiste en hallar en los principios pasivos (y por tanto, femeninos), los más sutiles pero efectivos   efectivos instrumentos de perdición…

7cae2071c3d74909f5a69a063610f93d

Nos hablan de la mujer liviana, de la mujer  peligrosa y que conduce al pecado. Sin embargo, estos libros también nos hablan de otra mujer, por así decirlo, de otras “diosas”. ¿Y cómo se ganan la divinidad estas mujeres? Obedeciendo al principio masculino, en forma de padre, esposo, dios. María dijo ” soy la esclava del señor, hágase en mí tu voluntad”, y con eso tuvo. Fátima, la hija del profeta, fue obediente hasta el final. Son las mujeres obedientes, la buena esposa, la hija obediente, la nuera diligente, Magdalena y las plañideras. Atrás quedaron Lilith, Judith.

Por decir algo; en el panteón griego, Zeus se transfiguró en muchas criaturas (en toro, en cisne, etc) para poder violar a cuanta mujer se le antojó y se puso en su camino, pero ¿se dio alguna vez el caso de que, transfigurado en mujer, gozara de un hombre, o para experimentar el goce femenino? No. Incluso, se aclara la cuestión, (como se dijo anteriormente en este blog); que cuando Hera y Zeus discutían  acerca de cuál de los dos géneros tiene más goce sexual, llaman a Tiresias, el “único juez capacitado”, ya que,  experimentó el acoplamiento bajo los dos sexos*. Tiresias finalmente intercede a favor de Zeus.

En la misma mitología, se disciernen dos aspectos de la guerra; Ares y Eris. Ares, dios de la guerra, es un principio activo y varonil., representa el desacuerdo,. Eris, la discordia, también, pero sus métodos de trabajo no son tan… directos. Es sutil, como se piensa (o se pensaba) que era la mujer.

En la mitología azteca, aunque algunos roles están muy claramente definidos (Coatlicue siempre es mujer, Tezcatlipoca es siempre varón), en otras ocasiones, están difuminados. Algunas veces los dioses asumen tareas femeninas, bajo una versión afeminada de sí mismos (Xochipilli bajo el disfraz de Xochiquetzal, Patécatl, bajo el traje de Mayáhuel), a veces hermanos, a veces consortes. Por cierto, para los aztecas (homofóbicos famosos, que tenían castigos crueles y diferenciados para el homosexual activo y pasivo); Tlazolteotl, la diosa de la inmundicia, era la patrona de la infidelidad, del adulterio, de las enfermedades venéreas y de la homosexualidad. Es natural y propio pues, para la mentalidad azteca, misógina y cerrada, que una mujer, por su “naturaleza pecaminosa y débil”, sea la diosa de la homosexualidad.

En la única religión que conozco, donde la divinidad no conoce de géneros, y ambos, por lo tanto, son divinos, es la hindú, pero es tan confusa entre sus propios adeptos, y tan complicada para mí, que prefiero dejar el tema para otra ocasión.

Por eso, Loki es el dios Queer por excelencia. Maestro del engaño, adora cambiar de forma, y también de sexo; transformado en yegua, engendró al monstruoso caballo de ocho patas  Sleipnir. De tal suerte, que Loki, es en realidad, la madre de Sleipnir. La figura del timador es única, rígidamente (al no tener culto ni seguidores), no es un dios, pero sí una estrecha relación con los otros dioses.

Lejos de verlo como una presencia maligna o demoníaca (ambas pertenecientes a una organización religiosa de contraposición bien-mal), Loki es un figura necesaria entre los dioses, que a veces les ayuda y otras tantas se burla de ellos, que a veces colabora pero que otras tantas puede ser rencoroso y vengativo, como la ocasión en que no lo invitaron a un banquete. (muchas historias comienzan con un dios que no es invitado a una fiesta).

Por último, pueden leer estas y otras aventuras queer de Loki, en las Eddas.

*Las Metamorfosis, Ovidio.

Anuncios

2 thoughts on “Loki, el dios Queer

  1. Una pequeña anotación a tu artículo: Zeus si es bisexual ya que transformado en águila rapta al joven Ganímedes y lo lleva al Olimpo para que sea su copero. eufemismo para esconder que era su amante. Y aquí habría que señalar que, por no ser mujer, HEra le permite tenerlo cerca.
    Igualmente hay mas casos de homosexualidad disfrazada en la mitología griega: Aquiles vestido de mujer es tan bello que los soldados griegos no pueden distinguirlo de una fémina; Castor y Pollux, los hijos de Zeus solo puedem ser pareja de ellos mismos. Y y ano digamos de Narciso, que está enamorado de si mismo.
    Por otro lado: Loki está casado con Sigyn, de quien tuvo 2 hijos, y también “desposó” o tuvo relaciones con una giganta, quien le dió 3 hijos, entre ellos el lobo Fenris, pero fuera del episodio del caballo, que mencionas, desconozco otro mito donde Loki adopte vestimentas femeninas o se sienta atraido por un hombre.

  2. Zeus, trasfigurado en animales, rapta a mujeres y otros hombres para gozar de ellos como hombre. Ergo, es Zeus el que penetra, no es penetrado.

    Pero sólo Loki es , el que adoptando formas femeninas, experimenta el goce sexual, a tal grado que lleva a fin su embarazo.

    Saludos.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s