Million Peso, Baybee

“Boxing is about respect. Getting it for yourself, and taking it away from the other guy.”

– Eddie Scrap-Iron Dupris (Morgan Freeman) en Million Dollar Baby

Pobrecito Blogcito mío tan abandonado; siglos que no escribo. Prometería hacerlo más a menudo, pero ya lo he prometido hasta el cansancio…

¿Por dónde empezar? Han pasado tantas cosas. Lo más trascendente, es que tengo perro, Loki (por el dios, no por el de Marvel…) un mixto de labrador y es… un desmadre. Originalmente se iba a llamar Fenrir, pero se ganó a pulso el nombre de Loki. Desde que lo tengo lo saco a pasear todos los días y a veces hasta tres o cuatro veces al día. Y a raíz de eso, me encuentro a los de box todos los días, en las mañanas, en el paseo de media mañana, y a veces también en la tarde.

737px-Bellows_George_Dempsey_and_Firpo_1924
Dempsey and Firpo, 1924

También trascendió que tuve un conflicto con uno de los paseantes. No interesan demasiado los detalles, sólo que al imbécil este se le hizo fácil llamarme “vieja loca” enfrente del ring de box. Todos, por supuesto, lo oyeron. Se hizo un pedote, el wey terminó pidiéndome disculpas y le dije que fuera a ofrecérselas a su chingada madre.

El entrenador (un señor muy risueño que ya ha de andar en sus cincuentaymuchos años), me saluda muy cordialmente desde entonces.

-Yo veo que andas corriendo muy feliz a todas horas, pero allá en el recodo, luego se pasan weyes de la otra colonia, vienen con pistola, detienen a las chavas y les dicen “presta”. El otro día le dieron una santa madrina a una chava y vino la mamá….

Siempre tenía una palabra amable para mí:

-Tú deberías de entrenar. Te ofrezco entrenarte, si vienes todos los días y le echas ganas, porque no sabes el día que te vuelvas a encontrar otro pendejo que quiera faltarte al respeto…

Así entró el box en mi vida, de trancazo, sin anunciarse, como debe ser… Al día siguiente ya estaba yo ahí muy puntual. No sé qué vio en mí, si me vio sola y desprotegida, o vio que no me dejé del badulaque este, no lo sé.

Pero me está gustando.Es como bailar… mientras das de madrazos, me gustan ambas, bailando, soy buena, dando madrazos… no tanto. Entreno con hombres, también con mujeres y niños. Me exige como si no conociera la consideración, me exijo como si no conociera el dolor.

Algo que te pasa el primer día que empiezas a boxear es que empiezas a perder electrolitos a lo cabrón… la otra, es que te dan ganas de bailar merengue. Algo que te pasa el segundo día, es que las manos te huelen a patitas (aunque te las laves), por el uso de los guantes, y el dolor del cuerpo que te dice que no te levantarás mañana. Algo que te pasa el tercer día… es que comprendes porqué para Eastwood, y Hemingway antes de Eastwood, el box es… poesía, la dulce ciencia… y sí, da UN CHINGO de hambre.

Quizá no entrene para estar en un ring profesional, pero creo que podría acostumbrarme a esto.

Ahora me voy a descansar. No he dormido y me duele todo mi puerquecito. Ese dolorcito rico que te hace pensar “qué bien me la pasé”…

También les paso la rutina del célebre escritor arribita mencionado:

1. Sombra con peso. Empezando con suaves y controlados golpes: seis al imaginario cuerpo del contrario, seis a la cabeza y repetir durante 30 segundos. Más tarde se pueden añadir otras combinaciones de golpes. Luego hacemos sombra en movimiento, dando golpes en largo, fintando y ballesteando para evitar contragolpes.

2. Comba en asaltos de 30 segundos para ir aumentando el esfuerzo progresivamente hasta alcanzar un 85% de la velocidad posible y mantenerla durante medio minuto.

3. 30 segundos de flexiones en suelo.

4. Ejercicios para fortalecer la espalda y los abdominales. Boca abajo una primera serie, levantando la parte superior del cuerpo. La segunda serie levantando las rodillas del suelo, mientras se mantiene la parte superior sobre el suelo.

5. Algo de pesas. Empezando con pesas de 2 kg, hacemos bíceps durante 30 segundos; después alzamos las pesas sobre los hombros otros 30 segundos, para combinar los dos ejercicios otros 30 segundos. Así, durante 4 minutos. El siguiente día trabajaremos las piernas, como unas sentadillas con pesos en las manos.

6. Repetir la rutina.

7. Aumentar los pesos gradualmente, y el tiempo en intervalos de 5 segundo cada semana, hasta alcanzar los resultados deseados. Como ejercicio aeróbico es conveniente practicar velocidad, sprints, subir escaleras o pendientes, más que largas sesiones de carrera de fondo.
Por supuesto, todo esto debería realizarse bajo la supervisión de un entrenador, que vea los vicios y errores para corregirlos; si no, se tiende a desarrollar malos hábitos.

Bibliografía:
-Ernest Hemingway and Boxing. Disciplined Writing and the Sweet Science.
Bill Scherer. 2007
-Ernest Hemingway’s Boxing Workout Hemingway’s Workout for Boxers.

Y ahora, una lista de películas relacionadas

Raging Bull

Million Dollar Baby

Cinderella Man

The Hurricane

When We Were Kings  con Muhammed Ali

Requiem For A Heavyweight

y por supuesto, Rocky (la uno)

Anuncios

2 thoughts on “Million Peso, Baybee

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s