El Sueño de Las Vegas

Soñé que estaba en un casino de  Las Vegas, seguramente el Bellagio, (por la decoración), con Mario, es decir, estábamos juntos en el viaje pero cada quien iba por su lado. En fin, el se iba al Baccarat o creo que  a las apuestas de caballos y me dejaba sola en la barra, pedía un trago, me  iba a la ruleta y cuando ya estaba bien contentita juegue y juegue y gane y gané, el salía de la multitud muy excitado, todo sudado y me decía.

-Oye, vamos a casarnos…

-¿En Las Vegas? Ay, no mames-le decía yo- No hay nada más kitsch que casarse en Las Vegas y divorciarse a los dos días…

– Sí, pero nos dan -cantidad increiblemente exorbitante- mil  dólares en fichas …

-Bueno, está bien. Pero  por separación de bienes, y si no me gusta, nos divorciamos.

-Sí.

Y tantán, no supe el final porque me despertó el teléfono

Anuncios

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s