Películas para ver en Navidad

Gracias a Jonathan por su colaboración  y sus amables sugerencias de cine.

Listas hay muchas. No obstante, noté que ninguna de ellas incluye películas a mi juicio infalibles, como Tokyo Godfathers, lo cual se me hace un occidentalismo grosero. Más aún, consideran dentro de sus listas a las de “Mi Pobre Angelito”. Si así están las menos peores, cómo estarán las otras…

Tokyo Godfathers. Una familia compuesta, muy poco ortodoxa, por un alcohólico, un trasvesti que desea ser madre, y una hija que huyó de su hogar, buscando algo qué comer entre la basura una noche de Navidad, notan que entre los desperdicios hay.. !un bebé!. Mientras el varón acepta el bebé a regañadientes, el trasvesti considera la adopción y el trío da singulares correrías y desventuras tratando de buscar a los verdaderos padres… Aunque dramática y real, no está exenta de felices milagros  de Saturnalia.

Por otro lado, la factura está a cargo del desaparecido Satoshi Kon, responsable de otras joyas como Perfect Blue, Paprika, Millenium Actress, etc, lo cual siempre es una garantía.

Johnny Tomó su Fusil

Tremenda, desoladora, enorme, este film de 1971 evidencia  que hay situaciones mucho peores que la muerte y la postulación cruda y directa de la eutanasia ante  una vida quede tan desvirtuada de  su ciclo natural; la vida como un despropósito.Joe Bonham (Timothy Bottoms) es un joven soldado que ha sido herido por una granada precisamente el último día de hostilidades de la Primera Guerra Mundial. Perdidas todas sus extremidades, la vista, el oído y la capacidad de hablar,  reducido a una mínima masa corporal, pero plenamente consciente;  percibe, todo lo que sucede a su alrededor, razona, y sobre todo, conserva plenamente la memoria de sus años pasados con “normalidad”, a quien la gente cree incapaz de poder seguir emocionándose, sintiendo, soñando, recordando…

Establece una conexión únicamente con Karen, una de las enfermeras que lo atiende. Karen será lo único en su vida actual, lo que lo mantiene conectado a la vida, lo que le da fuerzas para soportar una situación tan terrible. La narrativa nos conduce por el interior de sus pensamientos, recuerdos, sensaciones, confesiones, y porqué no, expectativas, lo que hace a lo que llamamos vida y que Joe ha perdido para siempre.

La película se desarrolla en dos vertientes; más que un alegato antibélico, trata la insensibilización por la vida misma,  y también una defensa apasionada, rotunda, ineludible, de la eutanasia y el derecho a morir con dignidad.

Merry Christmas, Mr. Lawrence

Dirigida por Nagisa Oshima, y protagonizada por  David Bowie, Tom Conti, Ryuichi Sakamoto y Takeshi Kitano, trata las relaciones de cuatro hombres en un  campo de prisioneros japonés de la guerra durante la Segunda Guerra Mundial   el mayor británico Jack Celliers  (Bowie), quien  llega al campo con una culpa secreta juvenil, el teniente coronel John Lawrence (Conti), un oficial británico que habla japonés con fluidez, y el sargento Hara (Kitano), que es aparentemente brutal  en algunos aspectos y con el que Lawrence desarrolla una amistad peculiar.

El comandante del campo (Ryuichi Sakamoto) impone valores como la disciplina, el honor y la gloria al más puro estilo nipón, pero oculta su homosexualidad reprimida ya que  le reportaría la ignominia absoluta, el enamorarse del comandante de Jack Celliers provocará no pocas tensiones entre guardianes y prisioneros, a lo que se debe añadir el choque de la mentalidad nipona contra la británica. El tabú de la homosexualidad, el honor y el suppuku, son las temáticas en que se desarrolla este film.

Fanny & Alexander

La celebración de la Navidad en la mansión de la acaudalada familia Ekdahl abre la película. La ciudad es Upsala, el año 1907, en Uppsala.  La familia se agolpa  hacia la matriarca  viuda Helena Ekdahl, actriz en el teatro de familiar cuyo director es su hijo Oscar,  así como sus hermanos, el lujurioso Gustaf Adolf, (propietario de un restaurante), y  el irascible Carl , un catedrático agobiado por las deudas.

Fanny y Alexander, hijos de  hijos de Oscar y Emilie Ekdahl, quedan huérfanos al fallecer Oscar , cuando ensaya al fantasma del padre de Hamlet . En entierro es oficiado por el apuesto obispo  Edvard Vergérus, quien también consuela a la joven viuda Emilie, y no duda en proponerle matrimonio. Pero tan pronto ella acepta, éste cambia totalmente su actitud proteccionista a ella y a sus ahijados.

Dirigida por el también fallecido Ingmar Bergman, un buscador de lo trascendente con un largo recorrido fílmico, que va desde su magistral El séptimo sello (1957), pasando por Fresas salvajes (1957), El rostro (1958), El manantial de la doncella (1960), hasta la trilogía Como en un espejo (1961), Los comulgantes (1963) y El silencio (1963).

Brazil

Era de los futuros distópicos, tecnócratas apresurados y la policía secreta.Realidad es torcidas por el ojo clínico de Terry Gilliam, cuya obra maestra nos muestra un peón en un mundo de pesadilla orwelliana; un simple burócrata, que desea abandonar la seguridad de su vida normal con tal de  seguir a la mujer de sus sueños.

Fontaneros autónomos rebeldes y se convierte en un sospechoso de terrorismo a sí mismo. ¿Qué tiene todo esto que ver con la Navidad? Bueno, se lleva a cabo en esa época del año – lo que permite unos  golpes en la extrema comercialización , y de paso cuenta con la visita más impactante del cine de Santa Claus.

Toy Story

La historia donde comenzó todo. Todos conocemos la historia, pero para los que son demasiado jóvenes: Woody es un vaquero vintage de tejido, pintado a mano, en más de un sentido, chapado a la antigua. Líder nato, los demás juguetes de Andy (el niño en cuyo cuarto viven) lo toman como su líder… al menos hasta que llega Buzz, un astronauta que llega con todos los dispositivos de un moderno juguete.

El nuevo favorito de Andy, sin embargo, cree en verdad ser un Guardián Estelar, hasta que la envidia de Woody los mete en un embrollo con el  delincuente juvenil Sid, y deberá aterrizar en su realidad de juguete y re-significar su vida. Woody también deberá aprender del otro, vencer sus sentimientos para sobrevivir, y quién sabe, encontrar un amigo insospechado.

Parábola de la vida que admite más que esa lectura, es una historia que nos sigue conmoviendo a muchos que la vimos cuando éramos aún niños. Dirigida por John Lasseter y escrita en conjunto por scrito por Joss Whedon, Andrew Stanton, Joel Cohen y Alec Sokolow, responsables de los entrañables personajes, Woody y Buzz.

Eyes Wide Shut

Complicada, enigmática y que exige  un esfuerzo de reflexión, no es una película para ver una vez nada mas, dada la multiplicidad de lecturas que permite.

La narrativa de los hechos desdibujan la delgada línea de lo onírico y lo real, la película se muestra así que los hechos narrados desdibujan la línea que separa la realidad de los sueños, la película resulta misteriosa y poco concluyente y deja la puerta abierta a una multitud de lecturas, de lo cual el director, Stanley Kubrick es un maestro indiscutible.

The Nightmare Before Christmas

Dirigida por Henry Selick y realizada con la técnica stop motion y basada en  dibujos y un poema de Tim Burton, me gusta más su título en inglés.

Jack Skellington es el rey de Halloween Town, un  pueblo habitado por fantasmas, brujas y vampiros, y una muñeca de trapo, Sally,  creada por el científico loco del pueblo, Dr. Flinkenstein, enamorada en secreto de Jack. Sin embargo, Jack ya no encuentra felicidad en preparar los festejos de Halloween, por lo que accidentalmente visita la aldea de Navidad y decide que este año, él será responsable de los festejos navideños.

Sally tiene un mal augurio  a causa de esto (y también canta una bellísima canción), y se lo comenta a Jack, pero él, obsesionado,la desoye hasta que es demasiado tarde, pero que logrará una poco ortodoxa navidad y reafirmará a Jack.

Podría creerse que es una película sobre Halloween, pero tan buena es una temporada como otra para verla, ya que se inspiró en el momento en que retiraban la mercancía de Halloween para ser cambiada por la de Navidad. También tiene aires de películas como  How the Grinch stole Christmas de Dr. Seuss, y Rudolph the red nosed reindeer.

Babes in Toyland

Tal vez la primera gran película de Navidad de 1934 fue el clásico y ahora algo difícil de encontrar, “Babes in Toyland”, en el que Stan Laurel y Oliver Hardy estrella como un par de fabricantes de juguetes que piden prestado un poco de dinero para salvar a la Madre de zapatos Peep de la ejecución hipotecaria.

Edward Scissorhands

Un joven solitario e ingenuo con tijeras en vez de manos, Edward  encontrado por la promotora de maquillaje Peg Boggs quien lo saca de su aislada mansión para llevarlo a su vecindad de colores pasteles tipo “paraíso suburbano”.

Edward intenta demostrar a cada uno en su vecindad que puede aceptar las cosas de la vida y ser feliz, también es sensible y tierno. Notablemente influenciado por el estereotipo de  la Bestia oEl Fantasma de la Ópera (un amor imposible entre un monstruo, marginado por la sociedad, y una bella joven).

Anuncios

2 thoughts on “Películas para ver en Navidad

  1. jajaja la acabo de ver y amé a Hanna:
    “Aguanto lo de mierda pero no lo de pelmazo” XD

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s