El Bueno, El Malo y el Feo de los Endulzantes

Sabemos que hasta el 50% de azúcares que ingerimos viene de alimentos procesados( refrescos y cereales, pero también muchísimas salsas, verduras y frutas enlatadas…)

Lo peor es que tiene muchos sobrenombres engañosos y aparecen inocentemente en las etiquetas (“azúcares naturales”, “almíbar, “jugo natural”, “conservadores naturales”, etc.) lo que complica saber cuáles son realmente los mejores edulcorantes.

Por si fuera poco, la revista Cancer Research, reveló que han descubierto que la fructosa, (un azúcar que se encuentra en el jarabe de maíz alto en fructosa, el agave, miel, e incluso en la fruta en cantidades diminutas) puede producir varios tipos de cáncer.

El Feo: Aspartame

Presente en casi todos los refrescos de dieta, y otros muchos productos bajos en azúcar y/o calorías, no hay pruebas concluyentes de que no sea peligrosa; el consumo de tan sólo dos refrescos de dieta al día puede conducir a un aumento del 500 por ciento mayor en tamaño de la cintura. ¿Por qué? El aspartamo en realidad podría aumentar los niveles de glucosa en sangre similares a la forma en que el azúcar hace. Eso podría ayudar a explicar la asociación entre la soda de dieta y la diabetes.

200 veces más dulce que el azúcar de caña, produce el efecto de que una vez ingeridas, deseas más (calorías vacías) Además, de acuerdo un estudio de  la Universidad de Liverpool, se encontró que cuando se mezcla con un ingrediente alimentario de color común, el aspartame se hizo tóxica para las células cerebrales.

El Malo: Néctar de Agave

Muchos néctares de agave consisten de 70 a 90 por ciento de fructosa, que es más de lo que se encuentra en el jarabe de maíz alto en fructosa! “Néctar de agave es probablemente uno de los peores edulcorantes en el mercado, y es engañosa porque se ha comercializado como una alternativa saludable”, dice el nutriólogo Jonny Bowden. “Todo el mundo piensa que es un alimento saludable”.

A pesar de que no causa un gran pico de azúcar en la sangre, es un alto nivel de fructosa ir directamente al hígado, donde el órgano se vuelve a empaquetar como las grasas de la sangre conocidas como triglicéridos,(¿te suena?)  el aumento de riesgo de enfermedad cardiaca. Estos altos niveles de fructosa pueden contribuir también a la resistencia a la insulina, un factor de riesgo para la diabetes, y la causa no alcohólica del hígado graso, una enfermedad nueva que ha surgido en los últimos 30 años. “El hígado es la grasa metabolizador central, se deshace de las toxinas”, dijo Bowden. “Cuando hay una gran cantidad de fructosa a llegar, que tiende a acumularse los depósitos de grasa alrededor del hígado

El Feo: Sucralosa

Mejor conocida por su nombre comercial, Splenda, aunque puede tener su origen con el azúcar, el producto final no tiene nada de natural; Procesado con cloro,  pasa a través de nuestros cuerpos y la liquidación de las plantas de tratamiento de aguas residuales, en las que no se pueden desglosar. Las pruebas realizadas en Noruega y Suecia encontraron la sucralosa en agua de la superficie liberada aguas abajo de los sitios de descarga de tratamiento. Los científicos temen que podría cambiar los hábitos de alimentación y organismos de interferir con la fotosíntesis, poniendo toda la cadena alimentaria en riesgo.
El Malo: Azúcar Refinada
Compuesta en un 50% de glucosa,  de 50 por ciento, el causante de los picos de azúcar en la sangre, y 50% por ciento de fructosa,  que va directamente al hígado. En la cantidad que consumimos actualmente, causa obesidad y otras enfermedades.; hace unos 100 años, los seres humanos comían el equivalente a una cucharada de azúcar al día (ahora son 7 cucharadas diarias)

Escondido en todo, desde jugos y cereales, hasta el pan y salsa. Si va a optar por un poco de azúcar, elija orgánica para evitar proceso de blanqueado y residuos de plaguicidas y para garantizar que el azúcar se cultiva sin el uso de cultivos genéticamente modificados.. Aunque no es “saludable”, el azúcar más cercano a su estado natural es probable que sea más rica en minerales.

Si el uso principal del azúcar supone endulzar su café, Manning sugiere experimentar con diferentes marcas de café y grados de tueste hasta que encuentres uno que te guste. En mi opinión, poner azúcar en el café es como poner azúcar en un vaso de vino.

Sin embargo, si hay que hacerlo, unas gotas de miel crea un sabor sorprendente.

El Feo: HFCS (jarabe de maíz alto en frutosa)

Desde que se infiltró al mercado de manera oculta (en yogurts, cereales, pasteles, salsa de jitomate, aderezos de ensalada etcétera) , hace 30 años, es causante número uno del aumento de peso y obesidad.Hoy en día, los estadounidenses ingieren por lo menos 200 calorías al día de HFCS

Según Robert Lustig, de la Universidad de California, el HFCS  se almacena como grasa en el hígado y produce leptina, que estimula el apetito. Un estudio de 2009 publicado en la revista Environmental Health también encontró que el HCFS  a veces  se mezcla con mercurio,  relacionado con el autismo y enfermendades cardíacas.

El Bueno: Stevia
Edulcorante natural,  se extrae de las hojas de la planta de stevia, pero algunas formas tienen mejor sabor que otros. Contiene cero calorías, su defecto radica en que no funciona bien en la coccion.

El Bueno: La miel orgánica.

Aunque de altos niveles de fructosa, también contiene una cantidad de  antioxidantes, y puede ayudar en algunos  síntomas de alergia. No limitar el uso de miel pura para el té. Excelente cauterizante,  acelera la curación de quemaduras, y esun antiséptico natural de cortes y rasguños. La miel también tiene un índice glucémico bajo, por lo que añadirlo al té o yogur no dará lugar excesos de azúcar en la sangre.

EL Bueno: La Melaza

A pesar de ser pesado su contenido de calorías, es rica en hierro, potasio y calcio, por lo que es una opción más saludable que los edulcorantes artificiales nutricionalmente difuntos y el azúcar refinado,  a pesar ambos provienen de la caña de azúcar. Aunque puede no ser la mejor opción para las personas con diabetes; los veganos encontrarán una potente fuente de calcio de origen vegetal.

“Piense en esto como el azúcar, más una píldora de vitaminas”, dice Bowden, quien señala que tiene un sabor fuerte y no se mezcla bien con una gran cantidad de alimentos, pero da buenos resultados al hornearse

El Bueno: Auténtica Miel de Maple
Baja en calorías y más llena de  minerales que la miel, asegúrese de que la etiqueta dice 100% de jarabe de arce y lningún jarabe de maíz alto en fructosa.
El único inconveniente es que muchos jarabes altos en fructosa se hacen pasar como “Jarabe SABOR Maple”

.

Anuncios

2 thoughts on “El Bueno, El Malo y el Feo de los Endulzantes

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s