Solitude

i

A seis meses de haberme mudado sola a mi depa; tuve que hacer reacomodos en mi itinerario, sufrí desequilibrios emocionales, y así. Mi mayor desesperación era no tener esa proximidad física a la que estaba acostumbrada, de llegar y tener esposo e hija que me esperaran, preguntarles si tuvieron un buen día, revisar tareas y preparar,  la cena y las labores que, no sé, se esperan de “una buena esposa y madre”. La parte más difícil, mas allá de aún  no contar aún con todos mis libros, es llegar a casa y ver que nadie me espera llegar.

ii

A los pocos meses llegó Yeska, la perrita french roja que le regalaron a la Padawan como peluche, y aunque es sumamente efusiva en sus muestras de cariño (barbera, que le dicen), aún no se acostumbra del todo a vivir en mi departamento de muñeca donde, saben, entra el sol y me tengo que salir. Ladra cuando oye voces en los otros pisos y a menudo me despierta en la madrugada.

iii

En mis ires y venires por la vida, encontré un gatito en la calle. Creo que ya en alguna ocasión comenté que me da mucha pena ver animalitos, perritos, gatitos, buscando comida en la basura, resguardándose de la lluvia bajo un auto o una caja, o peor: apachurrados por un auto. Me dio mucha lástima porque estaba muy chiquito (cabía en mi mano perfectamente acostado) y me lo llevé a casa. Después de un baño tras el cual murieron ahogadas todas sus pulgas, y su debida desparasitada, le puse por nombre Azrael ( y no, no por los Pitufos; lean chingá)

iv

Y a pesar de mis resquemores porque pensé que quizá no se llevaría del todo bien con la Yeska, después de una semana de ladridos y de pelos erizados, la perrita lo adoptó y hasta de mamar (no mamar!) le da. Lo único malo es que a veces quiere cargarlo como a un cachorro y lo sostiene (en sus fauces, obvio) mordiéndolo un poco. Pero no pasa de eso.

v

Me compré un jardín zen. Ya saben, una superficie cuadrada de madera, para pasar los rastrillos por la fina arena blanca y acomodar las piedritas, pero quien lo disfruta es el Azrael

Anuncios

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s