La Alicia de Burton

Sentimientos encontrados fueron lo que sentí al salir de la sala de cine al ver la Alicia de Burton; por un lado, sí, lo admito, estaba ilusionada; cuando se trata de obras de sua utoría, el director es un excelente narrador (Frankenweenie, Edward Scissorhands, Nightmare Before Christmas), y en este sentido, esperaba ser sorprendida; por otro lado, cuando se trata de historias de otros… pues no se apega demasiado al guión (vamos, por favor, es Walt Disney!!).

Sorprendida, sí, de cómo destrozar un libro en dos horas. Empezando porque ésta Alicia, llamada Alicia Kingsley, no se trata de la Alicia de los libros de Charles Lutwidge Dodgson (que sabemos de sobra que se llama Alicia Lidell). Para aumentar nuestro estupor, este viaje no lo continúa Alicia siendo aún una niña (como en el libro), sino trece años después, siendo prometida a un repulsivo joven aristócrata, que huye nuevamente por un agujero de conejo para evadirse de su realidad(?)

Lo cual se explica fácilmente porque Burton, astutamente ha esquivado el error de hacer otra adaptación directa (de las que hay hasta p’a aventar pa’rriba) de la maravillosa saga de Wonderland, para presentarnos su propia visión de este mundo fantástico, y como consecuencia ha logrado enhebrar una historia interesante, digerible, gratificante, directa y … completamente estándar; he aquí el problema base de este film: se trata de una historia arquetípica a la que no se le ha añadido absolutamente nada nuevo, una historia simple que contrasta  con el variopinto universo burtoniano, un universo lleno de posibilidades, con personajes a los que, con sabiduría, se les dotó de una dimensión extra que, no obstante, no fue totalmente aprovechada, quedando en una mera promesa limitada por la propia historia, dejando al espectador vestido y alborotado.

En general decepciona el hecho de ver que la indudable calidad artística de los involucrados se viera limitada por un guión que no les permitió explorar al máximo las dimensiones de unos personajes dementes.Bonham Carter decepciona, Depp se ve apocado en comparación a otros personajes,  Mia Wasikowska, paradójicamente, es el personaje más creíble.

En el viaje no nos encontramos con el León y el Unicornio, ni con Humpty Dumpty, sino con una alucinación burtoniana; la Reina Roja (interpretada por Helena Bonham Carter, se ha apropiado del país de las maravillas, llamado por sus habitantes “Intramundo” (?) por sobre su hermana la Reina Blanca (una inocua Anne Hathaway). Para que ésta pueda recuperar su poder, Alicia deberá encontrar la espada Vorvica e incluso… !es Alicia quien decapita al Jabberwocky! Pero para evitarlo, la Reina Roja dispone de un  aliado con parche en el ojo, que no está en ningún libro (guiño de Burton, una vez más)

Por último, Burton parece haber olvidado  el protagonista de Alicia… No es Johnny Depp! Parece que el único en su papel es el Gato de Chesire, oh, esperen, es una animación…

No sé ustedes, pero creo haber comprendido que el propósito de los libros del rubricante simplemente como Lewis Carroll (nom de plume de Charles Lutwige), no era usar la utopía como enajenación o una forma de evasión de la realidad, por el contrario, el acercarnos a la fantasía nos hace más próximos a nuestra realidad.

Quizá la película fue satisfactoria y hasta divertida por momentos para los que son demasiado pequeños para no haber leído aún “A través del Espejo, y lo que Alicia encontró allí”, pero, !por favor! Que no sigan destrozando libros a diestra y siniestra. Burton ya perdió el toque; ya no sabe hacer películas, sólo bolsas  de Zazzle.

Anuncios

6 thoughts on “La Alicia de Burton

  1. Ahora quiere hacer la adaptación del clásico La Bella durmiente, ahora que la tendencia en las películas de Burton es hacer bodrios pseudoestilizados que quiere vendernos como verdaderas obras estéticas, que podemos esperar, en una opinion humilde creo que Burton debe tomarse un descanzo, la formula Burton-Depp-Vieja de Buerton sinceramente es solo una formula de varo, ya cagan, un descanso creo que les vendría bien.

  2. Definitivamente siendo estrictos sí es un bodrio, pues parece que Burton tomó unicamente los personajes y realizó una historia paralela con final feliz. Para como está la educación gringa y la mexicana, te dirán que estuvo poca madre(ya que un gran porcentaje de ellos ni nosotros hemos leido el libro).
    Sin duda Johnny Depp es la cara estratégica de la pelicula, aunque en le realidad, su papel es disminuido por su incapacidad de credibilidad y una actuación deficiente. La actuación y personificación de la Reina blanca es estupidamente inútil en la trama, la imagino como la típica tía con retraso mental que además que se la cree toda, desborda frigidez y pendejismo. La Bonham-Carter… sin palabras, me pareció graciosa y bien actuada, pero poco explotada. El del parche… un pirata del caribe bañado. Debería de hacer mejor una peli sobre el gato Chesshire, y el Gato Fritz. Y titularlo: Fritz y el Chesshire contra las gatitas de tlalpan.

  3. A propósito, no puedes dejar de ver la película sin querer meterle mano a la Alicia, eso me distrajo toda la funcion. Besos nena.

  4. Pues a mí me gustó el bailesito de Johnny Depp. Y cómo decapitó la dulce Alicia al malvado dragón. Y… nada más. Espera, no, en realidad no me gustó nada de eso. Quizá si hubiera entrado en esa sala sin esperar ver una buena película (o por lo menos una adaptación decente) la habría tolerado un poco más. Yo y mis pretensiones. Damn me.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s