Gerard

sparta

Te ví por primera vez en el churro de Tomorrow Never Dies. Y sentí un desasosiego, un algo que nacía, que dolía, y no acababa de nacer. Fuiste Drácula, y Beowulf,  y el fantasma de la ópera, y Atila (la greña te sienta bien) y un sobreviviente al reinado del fuego, y el gamer más rankeado en Slayers. Fuiste el adorable Gerry en P.S. I love you, y supe (siempre lo supe, pero nunca con tanta certeza) que te amé. Que te amo y te amaré. Amo tus ojos escoceses, a veces verdes, a veces marrón de tan intensos. Eras El marido, tierno, cachondón, extrovertido, desmadroso, pero involucrado hasta el fin. Y más allá. Fuiste el rey espartano; eso sí, ya fue la perdición; tu marcado abdomen en tonos sepia, perlado de sudor, mil veces saeteado. Pero todo lo haces bien. Vengar a tu esposa y a tu hija en Law Abiding Citizen., y un antihéroe en Rock’n’Rolla.  !!Hasta cantar chingá !! ¿Qué mujer no te perdonaría?

Te perdono los churros que te has aventado. Te perdono que seas un patán a veces. Y hasta que hagas comedias románticas con la Aniston.

Anuncios

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s