Sobre la Estupidez Humana

«Todos somos ignorantes, pero no de las mismas cosas »
-Sensei Hazael Morán

«M’hijita: Hay dos clases de pendej@s. L@s que saben que lo son, y l@s que no lo saben. De estos últimos debes de cuidarte»
-Frase de mi difunta abuela para que yo ya no le hiciera al pendejo.

Estas dos eruditas frases, que en su tiempo me iluminaron (y lo siguen haciendo) han marcado mi vida, hasta convertirlas en mi divisa personal, a pesar (o más bien por eso mismo) que me las dijeron las personas más humildes y respetuosas que he conocido*.

En este artículo no hablo de la ignorancia, porque ignorantes somos tod@s, y porque la ignorancia es curable. No, hablo de la estupidez humana, la que no entiende de razones, la que fomenta y/o solapa corridas de toros, la que se deleita con el sufrimiento ajeno, la que compra abrigos de piel, la que lleva a sus hijos a comer a Mc Donalds, la que tira basura en la calle, a la que le da lo mismo La Guerra en el Bosque que Las Batallas en el Desierto, ( !Válgame Dios! )más que estupidez, la inconciencia de ver más allá de sus propios actos, la falta de respeto al prójimo y a sí mismo.

Nuestro país es clasista y malinchista. Tanto, que insiste en ver la pendejez en el connacional provinciano, en la «chacha» que lava ropa por docena, en el jornalero prietito, en fin, en quien no ha tenido grandes oportunidades en la vida, de que dice «haiga» o «vaiga» en lugar de «haya» o «vaya» o «quedré» en lugar de «querré», porque o comía o iba a la escuela, o capsun en lugar de «catsup», porque no les suena la etimología o por no haber visto nunca la palabra escrita. (¿O qué, a poco no es bien insultante que te digan «Indio Pendejo»?)

Pero, ¿qué hay de la pendejez cuando se disfraza bajo un güerito (o güerita)ojos-de-turquesa en escuelita mamuca, con tarjeta de crédito y el «tipo» a flor de piel?

Tendemos a que la presencia, el color y/o el status nos apantalle y nos olvidamos que también entre ellos hay pendejos (y abundan, neta). Lo peor es que por su estilo de vida, cuando exigen (porque exigen) de ti un servicio que es imposible, y les das razones por las que es imposible, tratan de sobajarte, como a uno de sus guarruras. (!Còmo me encanta atender personalmente a esta raza dizque privilegiada!)

Y esto se debe a que la cultura está desprestigiada. Es sinónimo de nerdez, de ñoñez. Seguramente, las alumnas del Regina y los yuppies del Tec que van a la escuela como accesorio, porque, o se van a casar «bien»( las primeras), o heredarén la empresa de papi, (los segundos), hayan tenido grandes oportunidades, (y la lana y medios necesarios), pero invertir en la cultura es mal visto en su mundito (porque es un mundito, sí reducido, al «ranking» de universidades, a tener el último iPhone, a vivir en Europa, a estar en el club de yates).

La cultura, en todo caso no les sirve para nada. Pueden andar por la vida con singular alegría, sin saber de un Ibargüengoitia, sin un Zweig, sin un Chéjov, sin un «José Luis Borgues», confundiendo el Laberinto de la Soledad de Paz (la poesía mexicana descansa en Paz), con los Cien Años de Márquez y a Fuentes con Monsiváis.

Y así me gusta. Porque aunque supieran de Murakami o de Chéjov, ¿de qué les serviría en su mundo de plástico? ¿Para que los tachen de ñoños sus congéneres?

No, ese es patrimonio de y para cult@s, es tierra santa y prometida, es libertad. Es de quien quiera venir a poseerlo, y nos regocijamos de encontrar a otr@s que han recorrido los mismos caminos. Nos hermana una cierta complicidad, Por eso no hay vacuna contra la pendejez.

Y además, no tendríamos chance de pendejear tan seguido a esta raza tan cagada.

* Este artículo nace a partir de un post de Fátima (qué bello nombre) Favor de remitirse acá.

6 comentarios en “Sobre la Estupidez Humana

  1. hey !nada mas una pequeña aclaración, el post solo lo subí la autoria es de Fatima

    Nos estamos posteando Dulce querida y el cupon ofrecido sigue en pie.

    saludos :D

  2. @René: Gracias por la puntual acotación, y dale saludos a Fátima de mi parte.

    La corrección ahistá írala. Recibe un beso.

  3. La verdad no te envidio nadita el tener que tratar con «ellos», supongo que eres mucho mas sabia y tolerante de lo que puedo llegar a ser, neta que a veces llegan a perturbar mi tranquilidad , me hacen pensar en la veracidad de algunas frases «como de una boca tan pequeña puede salir tanta pendejada»

    Saludos,

  4. @Magenta : Tú mejor que nadie comprenderá lo que es tratar cotidianamente con esta raza tan extravagante.

    @Héctor: No te azotes, ya te puse una notita ahi en tu bló. :D

    @Haza . Ojalá fuera la mitad de tolerante de lo que tu eres, sensei.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s