El Orfanato

elorfanato_poster41.jpgUna película se convierte en obra de arte si invita a la reflexión. Y ésta película lo es, si es que tienes ganas de ver alguna de las bazofias nominadas para esa ceremonia priísta celebrada en Disneylandia mejor conocida como la entrega del Oscar

Aunque habrá quien haya padecido la hora y media que dura la película, y jure y prejure que es “d’espantos”, la película más bien trata de sobreponerse a la pérdida de un ser amado, concretamente un hijo (ya sea el de Laura o el de Benigna Escobedo).

Laura es una treintañera que pasó su infancia en un orfanato. Después de casarse con un eminente doctor, se muda con su hijo Simón(adoptivo) a la casa en que vivió de niña. Poco a poco, Simón le platica aventuras y desventuras que comparte con amigos “imaginarios” que también viven en esa casa; quienes son los mismos con quien vivió Laura.

Si ya la viste, puedes continuar leyendo. Si no, ve a verla y regresa:

Nota: No apta para cardiac@s.

Uno de los puntos que hacen a esta película magistral, es que juega mucho con la temporalidad (y el espectador). En la escena donde aparece el niño con una máscara al fondo del pasillo, en primera instancia pensamos que es Tomás, el niño deforme.

Pero después de cavilar sobre la película, pensamos (¿por qué no?) que pudo haber sido el mismo Simón, enojado por el hecho de que le escondieran haber sido adoptado, o tal vez porque quería mostrarle la casita deTomás a Laura y ella lo abofeteó.

Efectivamente, muchos minutos de incertidumbre después (cuando Laura encuentra a su hijo en el sótano) ella ve un hecho que ya ha pasado (caer un cuerpo de la escalera), y al quitarle la máscar, no es otro que Simón.

Recordemos que los niños escondían un objeto muy preciado, no sin dejar un reguero de pistas, y si lo encontrabas, te concedían un deseo. El de Simón era que su madre cuidara de todos, el de la propia Laura era que volviera su Hijo.

La única manera de cumplir ambas premisas es que “convivieran” todos juntos en la muerte, por siempre y para siempre.

Finalmente, podemos pensar en dos finales alternativos : Que Laura efectivamente muere después de encontrar el cadáver de su hijo (por la sobre ingesta de chochos), o que realmente jugó el juego hasta el final, desafiando las leyes de lo tangible, teniendo su recompensa ( como dice la médium de la película, los que ven a los muertos están más próximos a la muerte, y un discurso que ya le habíamos oído a Del Toro, y que ha ido madurando desde El Espinazo del Diablo, sobre lo que un fantasma es.

Por último, el escepticismo del esposo de Laura, se ve tambalear por un instante casi imperceptible, al tomar el camafeo del suelo, y sonreír brevemente a la cámara.

RSLG: El Espinazo del Diablo, El Laberinto del Fauno

Más: Sitio Oficial

El Orfanato en Letras libres

Anuncios

3 thoughts on “El Orfanato

  1. La verdad, salvo dos brinquitos leves, la película como dices, no es de espantos. Yo me declaro maricona de corazón para ver películas de terror o lo que se le parezca. Esta peli no lo es. Incluso, creo que al final es más un drama. Me quedó más una sensación de tristeza que de susto.

    El guión es extraordinario. Justamente el juego de la ciencia contra la creencia paranormal, son un elemento clave en la intriga de la historia. Aunque por la construcción dramática, tendemos a creer que sí son son fantasmas, el desarrollo de la trama nos hace dudar y montarnos en la postura del escepticismo frente al fenómeno.

    Espléndida recomendación.

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s