La Maldición de Macha

Macha. Deidad celta tomémica, Hija de Sainrith Mac Imbaith, emparentada con Epona, la de los caballos, y que se llamaba así porque era bien machina. Ésto es lo que dice la leyenda:

Cruinniuc era un próspero granjero de la región de Ulster. Después de la muerte de  su esposa, una bella mujer aparece en sus propiedades, organizando la casa familiar y los criados. Compartieron la cena, sin que el caballero se atreviera a decir palabra por temor a que ella se desvaneciera como un espíritu (una superstición entre los celtas). Esa misma noche fueron a dormir juntos (lo que en la tradición celta se interpreta como matrimonio).

macha

Mientras ella vivía en la casa de Cruinniuc, el bienestar económico de la casa creció, el ganado se reproducía con celeridad, en especial los caballos. Y ella corría a la par de los caballos todos los amaneceres, venciéndolos siempre. Toda la felicidad imaginable culminó en el embarazo de Macha.

Mientras tanto, el mismísimo Conchobar, rey de Ulster organizó un festival. Macha advierte a su marido que cualquier referencia a ella podría poner en peligro su relación. Cruinnic parte,  prometido lo anterior.

No sabemos porqué lo hizo, pero sabemos que Cruinnic faltaría a su promesa, tal vez el estado etíico en que se hallaba, pero alguien alabó la velocidad de los caballos del Rey, y Cruinnic comentó que su esposa podría correr más rápido que cualquiera de los caballos del monarca.

macha1.jpgEl Rey escuchó y exigió que la mujer fuera traida a su presencia, y así fue, pese a su estado de avanzada gravidez. Ella pidió postergar la prueba, hasta que diera a luz, pero la cerveza y la euforia corría y no le fue concedida una prórroga.

Compitió a pesar de todo, venciendo a los caballos, pero dando a luz gemelos al cruzar la línea. (Por eso, la capital de Ulster se llama Emain Macha, “los Gemelos de Macha” hasta el día de hoy)

Como castigo, ella se revela como una deidad y decide castigar la impiedad de los hombres de Ulster por incomodarla cuando ella tenía más necesidad (excepto al héroe semidiós Cúchulainn ) condenándolos a sufrir dolores “como de parto”, es decir, ser incapaces de pelear en Táin Bó Cuailnge (una de las mayores sagas épicas de la tradición irlandesa).

Anuncios

6 thoughts on “La Maldición de Macha

  1. Orales, y esto viene a colación debido a que….??

    Por eso hay que tratarlas con cuidado, nunca sabes cunado pueden ser una deidad malevola, o una brujer en toda la expresionde la palabra.

    Un mega saludo.

  2. Pues no sé. Creo que es mi desmedido interés por las leyendas sobre lo misterioso de la mujer (su cuerpo, los dolores del parto, que los hombres ni en sueños pueden imaginar, el amamantar…etc)

    Lo más curioso es que en todo el mundo hay leyendas de este tipo ; tan sólo en la Biblia hay 29 referencias al dolor, de los cuales 13 son al dolor en general, una al dolor de muerte y ! 15 ! al dolor de parto, lo cual me parece significativo, incluso en la cultura occidental

  3. “En este recorrido histórico, la ciencia vino a ocupar el lugar de la religión. Desde el pensamiento paranóico podemos leer las teorías desarrolladas en carne propia por un lúcido delirante como Schreber, sobre sus revelaciones que teorizaban la misión de los profetas y los rostros del Dios. Desde la filosofía, en Nietzsche, se muestra como muerto, en Lacan como el lugar del gran Otro.[2] Quizás esos terrenos de la omnipotencia sólo pueden habitar en la lógica del deseo omnipotente, es decir, desde el proceso primario, ilimitado, atemporal e infinito.” J. M. R.

    http://www.cartapsi.org/spip.php?article40

Coméntale, es gratis

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s